Mesa de Redacción

Tuitea, que algo queda

Por Félix Monreal - Viernes, 8 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

¿Habrá que pasar un test psicotécnico para utilizar Twitter? Una herramienta tan útil para difundir información y opinión ha generado, sin embargo, un espacio oscuro, de impunidad, en el que las agresiones verbales han encontrado tanto eco en la difusión como barra libre a la hora de servir disparates. Ahora es más fácil insultar que hace 25 años, cuando el nacimiento de los SMS inició esta revolución de los mensajes urbi et orbe. Hasta entonces la afrenta personal llegaba por carta apócrifa. Ahora, el anonimato que otorgan las redes, decía un experto, procura a mucha gente el punto de fuga de una existencia anodina al permitirle interactuar, expresarse e incluso inventar otra personalidad. Mal asunto ese de buscar reconfortarse en la piel de otro, que además no existe;peor todavía hacerlo para insultar, acosar o difamar. Hay un equilibrio precario entre la persecución de delitos en redes sociales y el respeto a la libertad de expresión y las denuncias amenazan con colapsar los juzgados. Ayer, la Policía Foral alertó sobre la difusión y retuiteo de fotogramas de la presunta violación de Sanfermines y advirtió de la responsabilidad penal que se contrae por un delito contra la intimidad. Yo creo que a mucha gente se le ha ido la pinza, pero también que detrás de canalladas como esa, que tienen enorme repercusión, suele haber estrategias perfectamente planificadas y no por tarados. Tuitea, que algo queda...

Últimas Noticias Multimedia