Tafalla homenajea a su teatro

colectivos locales colocaron una placa en donde estuvo el desaparecido teatro gorriti

Un reportaje de Carmelo Armendáriz - Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Gentes del teatro tafallés y de Altaffaylla, con la placa.

Gentes del teatro tafallés y de Altaffaylla, con la placa. (Foto: C.A.)

Galería Noticia

Gentes del teatro tafallés y de Altaffaylla, con la placa.

por iniciativa de Altaffaylla Kultur Taldea y de los dos grupos de artes escénicas que funcionan en Tafalla, Gabalzeka Teatro y Puntido Teatro, además de la recién estrenada Escuela de Teatro de Tafalla, el sábado se colocó una placa de recuerdo en una de las paredes traseras de donde antiguamente estuvo ubicado el desaparecido Teatro Gorriti. Un lugar céntrico de la ciudad en el que anteriormente existió un salón, dentro de lo que fue el Palacio Real edificado en el siglo XV por el rey Carlos III el Noble, en el que se llegaron a celebrar sesiones de las Cortes de Navarra.

“El teatro seguirá vivo;basta con que haya gente dispuesta a escuchar a un actor”

javier salvo

Gabalzeka Teatro

Con esta placa se ha querido dejar constancia escrita de la existencia de unos locales que durante más de un siglo y medio dieron cobijo a importantes representaciones teatrales, conciertos y veladas culturales para el disfrute y la diversión de toda la ciudadanía tafallesa y de quienes visitaban la ciudad. Antes de descubrir la placa, Javier Salvo, uno de los actores más veteranos del grupo Gabalzeka Teatro, ofreció un sainete en el que recordó, de un modo jocoso y al mismo tiempo reivindicativo, lo que fue un gran teatro y sala de cine en Tafalla. El Teatro Gorriti se inauguró en 1908 y se mantuvo con una intensa actividad hasta su clausura en 1986. Salvo recordó que “aquí, desde los tiempos en que fuera palacio, se hicieron representaciones serias, autos sacramentales y comedias” y años más tarde cuando sobre ese mismo espacio se construyó el teatro, “por su escenario pasaron compañías de zarzuela y se representaron las mejores obras del romanticismo. Don Juan Tenorio se representó varias veces. El teatro era una fiesta, un lugar de encuentro de artistas y público. Este lugar estaba en el centro de la vida social de la ciudad, porque el teatro es vida”, añadió. Salvo descubrió la placa “en recuerdo de un teatro de fue, que estuvo aquí... Pero el teatro seguirá siendo algo vivo, basta con que haya gente como ustedes, dispuestos a escuchar a un actor”, terminó diciendo.

un lugar para el arteTras el descubrimiento de la placa, el acto fue amenizado por las melodías festivas del grupo local Aldamara Gaiteroak. En esta placa se deja constancia de que en este mismo lugar estuvo ubicado el salón de Cortes que llegaba hasta el Camino Real como una de las dependencias más importantes dentro del Palacio Real mandado edificar por Carlos III en el siglo XV. A finales del siglo XVI hay constancia de que se organizaban teatros y comedias y en el año 1855 con la construcción de la plaza Nueva (actual plaza de Navarra), el local se diseñó como liceo y teatro. En 1857 se representó en él la primera zarzuela y en 1864 se inauguró con la primera denominación de Teatro Cervantes. Más tarde, en 1908, pasó a llamarse Teatro Gorriti, un lugar mágico para el arte y la cultura local.