Lección de civismo

Asier Costa Chavero - Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

Alsasua ha mostrado su faceta más solidaria ante el mundo. La nevada del sábado y el mal estado de las carreteras obligó a 1.400 personas a pernoctar en la villa burundesa. Cientos de vecinos facilitaron alimentos, mantas, sacos y demás para que ciudadanos, sin importar procedencia o ideología, pasaran la noche allí. Muchos incluso proporcionaron hasta sus casas para alojar a algunos de ellos. Esto muestra el carácter altsasuarra, una solidaridad colosal y unos corazones que no caben en el pecho. Todas esas televisiones que durante semanas han puesto en duda el talante, condición o apariencia de Altsasu y sus gentes se lo tienen que comer. Todos los partidos políticos que han sobrevalorado a esa población alegando medias verdades o grandes mentiras ahora callan. Con estos actos no se puede manipular mediáticamente ni mucho menos obtener beneficio político, ¿verdad?

Creo que este gesto merece más que un reconocimiento oficial por su magnitud de altruismo humano.

Últimas Noticias Multimedia