Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Osasuna sufre con el trámite

Triunfo en el campo del colista | Los rojillos firman su tercera victoria consecutiva en un encuentro con muchos apuros y resuelto a su favor gracias a un gol de David Rodríguez en la segunda parte

Javier Saldise / Agencia LOF - Lunes, 15 de Enero de 2018 - Actualizado a las 07:05h

David Rodríguez celebra el gol que dio los tres puntos a Osasuna.VER VÍDEOReproducir img

David Rodríguez celebra el gol que dio los tres puntos a Osasuna.

Galería Noticia

David Rodríguez celebra el gol que dio los tres puntos a Osasuna.ReproducirDavid Rodríguez celebra el gol que dio los tres puntos a Osasuna.Unai García se adelanta a Carballo en la disputa por un balón.

GaleríaAtlético de Sevilla - Osasuna

  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Seguidores rojillos durante el partido de ayer.
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Atlético de Sevilla - Osasuna
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Sevilla- En el campo donde todo el mundo ha puntuado, menos el Lorca, Osasuna prosiguió con esta racha de victorias consecutivas que le está llevando a no perder comba en la zona alta de la clasificación, evidenciando que así va a haber tiempo para todo en esta segunda vuelta, para el ascenso, que es lo único que vale. El equipo rojillo cumplió con el trámite ante el Sevilla Atlético y saldó la visita con un triunfo en un partido poco vistoso, en el que se impuso la practicidad, como va a mandar en todo el campeonato. Los planes de Osasuna salieron tras una primera parte discreta y una segunda parte con más acierto y algo mejor. Nada que objetar si se trata de ir recolectando victorias, que es lo que alivia cualquier otro pesar. Los rojillos se han montado en una dinámica excelente de resultados y no hay más que hablar.

Debe de ser difícil para un equipo sentir el rango de una competición como la Segunda División cuando se juega en unas instalaciones semivacías de público, desangeladas, con apariencia de campo solo para las prácticas más que escenario para esta Liga bien considerada. El Sevilla Atlético juega apartado y arrinconado y sufre el extravío que pasa a los filiales de los grandes, anulados por los mayores. Obligados a autoestimularse, a entender el torneo como parte de la formación, también los filiales resultan peligrosos, insolentes mientras les funcionan las pilas. Osasuna sabía esto y salió en la primera parte a medir con consideración a su rival. El resultado, unos primeros 45 minutos con poco poderío por parte de los rojillos y rachas en el mando.

Osasuna salió correctamente, aunque fue cediendo terreno y pelota al Sevilla Atlético que, ante las consideraciones de los rojillos, se fue animando incluso. De hecho, un tiro de Pozo, al que respondió Sergio Herrera, fue la única oportunidad del primer tiempo que nació al calor de esa efervescencia local. Un Osasuna frío y sin balón, que parecía que tenía como primer objetivo del primer acto no encajar, pareció tener algo más de ímpetus en el tramo final antes del descanso. David Rodríguez firmó el primer disparo entre los tres palos a los 27 minutos y fue el delantero el que buscó de nuevo la portería rival en un lanzamiento de falta a la media hora. No hubo más en una primera parte pobre y nada boyante para Osasuna, en la que no se vio el poderío de un equipo que quiere el ascenso.

Las circunstancias del último partido en El Sadar, con victoria y otros avatares, llevaron al entrenador rojillo a componer un equipo más o menos previsto. Arzura en el eje en lugar del sancionado Fran Mérida, y Kike Barja en una de las banda, recogiendo el premio de la titularidad tras su meritoria actuación frente al Valladolid, fueron las dos novedades del once. Tras pasar sin pena ni gloria el primer tiempo, Osasuna necesitaba un cambio de marcha evidente para lograr algo más que el empate sin goles. Rober Ibáñez, uno de los fichajes de invierno, salió al poco de iniciarse la reanudación para intentar darle otro aire al equipo. Sin embargo, el remedio estaba ya en el campo. David Rodríguez, el único jugador que había intentado interferir en la paz del partido del Sevilla Atlético, primero firmó un remate al larguero tras jugada personal de Xisco y, a continuación, cambió de registro para marcar de cabeza un excelente servicio de Lillo desde la derecha.

Con menos mando que en anteriores partidos, con juego y propuesta menos claros, Osasuna llevaba el partido hacia donde quería y desnivelaba el marcador, aunque quedaban muchos minutos por delante. Al filial del Sevilla le sentó fatal el gol y Osasuna sintió que le crecían alas, que ya había desatascado las bandas por las que en la primera parte no corría nada y que a la carrera también se sentía cómodo ante el empuje mayor de los chicos de allí.

Lo que estaba dejando claro el equipo de Diego Martínez es que no estaba dispuesto a perder lo suyo y que no iba a perder el sitio o caer en un partido loco, cosa que sucedió en algunos minutos de idas y venidas. Sergio Herrera estuvo perfecto en un par de lanzamientos del Sevilla Atlético, en los minutos que los locales intentaban alguna reacción a base de pundonor, mientras que en el otro lado a Rober Ibáñez se le enredaba el balón cuando estaba solo ante el portero.

Jugando con fuego llegó Osasuna a los diez últimos minutos de partido. El Sevilla Atlético jugo a la desesperada y se puso en un modo y maneras muy incómodas para los rojillos, que no acertaban a liquidar los tiempos y matar la contienda. Sergio Herrera volvió a soltar una mano para mandar el balón a córner en un lanzamiento de falta y sostener a los suyos en estos minutos de confusión y sufrimiento. Un martirio fue el final del encuentro para Osasuna, sometido al empuje rival más que al sosiego que debe imponer un equipo con altura de miras. Los tres puntos hacen olvidar el mal rato.

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »

Últimas Noticias Multimedia