vecinos

Almas saladas y viajeras

Dos tudelanos irán en bici desde Canadá hasta México, recaudando fondos para SOS Himalaya y
Kubuka
Iñaki Miramón y Mikel López documentarán su aventura surfera por la costa Oeste de USA

Nieves Arigita - Domingo, 11 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Mikel López e Iñaki Miramón, en un viaje anterior a Indonesia.

Mikel López e Iñaki Miramón, en un viaje anterior a Indonesia. (CEDIDA)

Galería Noticia

Mikel López e Iñaki Miramón, en un viaje anterior a Indonesia.

“Queremos que nuestro sueño se convierta, también, en una forma de cooperación internacional”

Tudela- “No te olvides de vivir”. Es la frase de recibimiento del perfil de Whattsappde Iñaki Miramón Vidondo, un tudelano de 28 años cuya aspiración, cuando estudiaba Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universidad de León, era encontrar un trabajo en el instituto de la capital ribera, al lado de casa. Era la época en la que él y Mikel Andoni López Martínez, también de Tudela, todavía eran solo conocidos que compartían lugar de nacimiento, escarceos en el equipo de fútbol del Lourdes y facultad. ¿Qué probabilidades había de que fuera el mar, precisamente el mar, y el surf, lo que les uniera y definiera su filosofía de vida? El destino es pícaro hasta decir basta y les buscó un punto de encuentro en Brasil, en 2011, cuando ninguno de los dos tenía ni idea de lo grande que era el mundo y de las alternativas con las que contaban para disfrutarlo. “Gracias a una beca de intercambio de la universidad, pasamos un año estudiando en Brasil y se produjo el cambio”, recuerdan.

Y allí, además del vínculo de profunda amistad entre ellos, comenzó a gestarse también la forma de vida que ha propiciado que el próximo 28 de febrero pongan en marcha el que han denominado proyecto Salty Soul (Alma salada): un viaje en bicicleta desde Canadá hasta Baja California (México), recorriendo toda la Costa Oeste de Estados Unidos para, a través de un crowdfunding, recaudar fondos que se destinarán a las ONG SOS Himalaya y Kubuka.

“Consideramos que es una oportunidad fantástica para ayudar a personas que realmente lo necesitan, por lo que hemos convertido nuestro sueño en un modo de cooperación internacional”, explican. Su campaña pretende conseguir dos euros por kilómetro recorrido y ellos calculan que al final, habrán cubierto unos 3.500, aunque cuantificarlo es prácticamente imposible. En su propósito les acompañará un cordobés, Javi Fernández Martos, que se unió al proyecto hace unas semanas y que es el que coopera con Kubuka, la organización que trabaja en Kenia y Zambia para la que van a recaudar dinero, además de para SOS Himalaya. “No tenemos calendario, solo fecha de inicio y billete de ida”, reconocen. Con la única certeza con la que cuentan es que, sin saber si ésta será la aventura definitiva de sus vidas o no, “nos vamos a dejar la piel para conseguir recaudar cada kilómetro que recorramos”.

giro vitalUn click. Ese click que “abre la mente” tuvo lugar en Florianopolis, una pequeña isla al sur de Brasil en la que el surf forma parte del día a día tanto como el mismo océano. “Salir de España, de Europa, nos abrió los ojos;cruzar el charco nos prestó las ganas de movernos, de descubrir”, afirma Iñaki Miramón. Lo cierto es que durante ese curso en el otro lado del mundo, aprovechando las vacaciones de diciembre, los dos amigos se echaron la mochila al hombro y empezaron a viajar. Mikel recorrió Argentina, Chile y Bolivia, mientras Iñaki siguió camino hasta la Patagonia, subió hasta Santiago de Chile y regresó a Brasil haciendo autostop.

“Los dos tuvimos entonces la misma sensación -apunta López- que es que teníamos que aprender inglés porque necesitábamos seguir viajando y comunicándonos con la gente”. Para cuando terminaron la universidad, en 2013, ya tenían sendos billetes a Irlanda e Inglaterra, con el propósito de no volver hasta desenvolverse perfectamente en inglés. El destino los volvió a unir en Irlanda, donde se volvieron a juntar para sacarse el título de surf que les permite trabajar temporalmente a lo largo del año, ahorrar y seguir viajando. “En 2015 estábamos viviendo en una furgoneta en una playa de Irlanda, dando clases de surf, y fue cuando comenzamos a darle vueltas en la cabeza a este proyecto;la idea de viajar a Estados Unidos, la cuna del surf, era algo que siempre estuvo ahí, pero no le habíamos dado todavía forma”, rememora Miramón. Desde entonces, han conocido Portugal, Marruecos, Indonesia...

documentalIñaki Miramón y Mikel López se definen, en su web saltysoul.es, como “personas felices, alegres y positivas”, un estado que pretenden transmitir y contagiar. Por eso, entre otras cosas, durante el viaje irán documentando su aventura solidaria con fotos y vídeos “para que todo el mundo pueda viajar a través de nuestros ojos-dicen-y al final, editaremos un documental”, afirman lanzando un guiño a sus patrocinadores a los que dicen que “mimarán como un cachorrito recién nacido”. Entre estos, se encuentran Crosso (que les ha proporcionado unas alforjas especiales para las bicis), Wed Tarifa (neoprenos) y Bar D3 de Tudela.

Tanto en el vídeo como en las fotografías que colgarán en Instagram, quieren captar además su relación con la naturaleza, su a veces incomprendida creencia de la que “la vida es un camino que puede recorrerse de manera sencilla, pura y auténtica, más cruda y más real.