Hermoso corta un rabo en Etzatlán

El rejoneador debuta con gran expectación en la plaza ‘Granada’ de la ciudad del estado de Jalisco

Manuel Sagüés - Martes, 13 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Junto a estas líneas, expresivo par de banderillas de Pablo en Etzatlán montando al joven caballo ‘Garfio’. En la foto de la izquierda, para ver la corrida se formaron largas colas en la taquilla y la entrada. Fotos: cedidas

Junto a estas líneas, expresivo par de banderillas de Pablo en Etzatlán montando al joven caballo ‘Garfio’. En la foto de la izquierda, para ver la corrida se formaron largas colas en la taquilla y la entrada. Fotos: cedidas

Galería Noticia

Junto a estas líneas, expresivo par de banderillas de Pablo en Etzatlán montando al joven caballo ‘Garfio’. En la foto de la izquierda, para ver la corrida se formaron largas colas en la taquilla y la entrada. Fotos: cedidas

Pamplona- Pablo Hermoso de Mendoza cortó tres orejas y un rabo en su debut en la plaza Granada de la ciudad de Etzatlán, estado de Jalisco. Este gran éxito lo consiguió el pasado domingo, ya de madrugada del lunes en Navarra. La gran expectación para el ver el festejo originó grandes colas primero para comprar las entradas y,, luego, para entrar en la plaza, que se llenó en su totalidad. En el festejo mixto se lidiaron dos ovillos (1º y 4º) y dos toros de San Marcos (3º y º6) y otros dos de San Pablo (2º y 5º). Actuaron por este orden, Arturo de Alba (oreja y silencio);Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y rabo, y oreja);y Pepe Murillo (oreja y vuelta al ruedo).

En la gran faena cuajada a su primer toro y premiada con los máximos trofeos, el caballero de Estella utilizó de salida a Agora II, en banderillas a Napoleón y Gaiato, y para matar a Garfio. El bravo toro que atendió al nombre de Gran Padre, fue premiado con la vuelta al ruedo. Se trató de una gran faena de entrega y emotividad en la que el toro puso mucho y los caballos del navarro supieron absorber esa bravura para dibujar emotivos pasajes.

Ante el segundo de su lote Pablo utilizó a Alquimista, Impaciente, Donatelli y Bacano, obteniendo otro trofeo.

Regresaban los toros a Etzatlán, localidad cercana a Guadalajara, que recuperaba los festejos taurinos después de casi 30 años de parón en su preciosa plaza de toros llamada Granada.

Este hecho y la presencia de Hermoso de Mendoza elevaron esta corrida hasta catalogarla de acontecimiento y provocaron que pronto se acabaran las entradas.

Los galopes de costado de Berlín fueron el delirio en el tendido ante la emotividad que también imprimía el astado y Gaiato se mostró mucho más confiado y torero, ahora ya con un toro que embestía con regularidad. Para el final dejó a Garfio y con él colocó tres de las cortas antes de recetar un rejonazo de efectos fulminantes y que llenó los tendidos de pañuelos pidiendo los máximos trofeos para Hermoso de Mendoza.

Esta pasada madrugada Pablo habrá actuado en la plaza de Mazatlán donde también está anunciada Mónica Serrano y los forcados mazatlecos. Y mañana, en el importante coso de Jalostotitlán, actuará junto a su hijo Guillermo y los toreros Diego y Juan, tío y sobrino de la saga mexicana de los Silveti.

Últimas Noticias Multimedia