RUGBY | España 22-10 Rumanía

Una jornada inolvidable

EFE - Domingo, 18 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 16:30h

Los jugadores de Rumanía Andrei Radoi y de España G Rouet durante el partido clasificatorio para el Mundial que han disputado hoy en el estadio central de la Universidad Complutense de Madrid.

Los jugadores de Rumanía Andrei Radoi y de España G Rouet durante el partido clasificatorio para el Mundial que han disputado hoy en el estadio central de la Universidad Complutense de Madrid. (EFE)

Galería Noticia

Los jugadores de Rumanía Andrei Radoi y de España G Rouet durante el partido clasificatorio para el Mundial que han disputado hoy en el estadio central de la Universidad Complutense de Madrid.

Madrid- El rugby español demostró que goza de un excelente estado de salud y en una jornada donde estaba llamado a responder, en el campo y en las gradas, cumplió con las expectativas logrando un meritorio triunfo por 22-10 ante Rumanía que le acerca al Mundial de Japón 2019.

La posibilidad de disputar la gran cita por segunda vez en la historia, algo que el 'XV del León' deberá certificar ante Alemania y Bélgica, fue estímulo suficiente para que el Estadio Central de la Ciudad Universitaria de Madrid luciera su mejor aspecto.

Ayudó a ello la mañana, fría pero soleada y por tanto desprovista de lluvia. Ese detalle terminó de animar a aquellos que tenían dudas de acudir al que probablemente fuera uno de los enfrentamientos más importantes nunca antes vistos.

Ganar, y hacerlo con solvencia para contrarrestar el 13-3 que habían logrado los rumanos en Bucarest, suponía superarles en la tabla clasificatoria y por tanto dejar el destino de los hombres de Santiago Santos en sus propias manos.

El aviso de que era recomendable acudir con antelación hizo que el público fuera llegando con tiempo y a cuentagotas. En taquilla, entradas a quince euros para los adultos y acceso gratuito en el caso de los menores de dieciséis años.

Una buena manera de aprovechar el tirón del enfrentamiento para animar a los más jóvenes a que entren en contacto con una disciplina deportiva que gana más adeptos a cada día que pasa, en gran parte debido a los éxitos de los combinados nacionales masculino y femenino.

A fin de que la espera no fuese larga, se amenizó la misma con la actuación de la banda de la brigada paracaidista, que se hizo ver en los prolegómenos y fue la encargada de interpretar los himnos nacionales de los dos conjuntos.

En el caso de los rumanos, se pudo ver una comunión entre los jugadores que cantaban el mismo y todos aquellos que teñían las gradas de amarillo en algunas zonas para jalear a un combinado visitante que partía como favorito dados los precedentes.

Sin embargo el guión tardó poco en alterarse. Tras un comienzo tenso, dos ensayos de España, pusieron en pie a los seguidores del 'XV del León', que no pararon de jalear a los suyos durante todo el choque y se mostraron respetuosos con el contrario pese a afear a los seguidores rumanos un intento de desconcentrar a Brad Linklater durante un golpe de castigo que acabó pasando.

Con el pitido final, algarabía colectiva al saber que el objetivo de jugar por segunda vez en la historia un Mundial era más real si cabe que horas antes. Rodeados por la multitud que habían invadido el campo, los jugadores disfrutaron de un momento único en la que ha sido una de las victorias más importantes en la historia de un rugby español que promete seguir escribiendo capítulos gloriosos.

Más sobre Otros Deportes

ir a Otros Deportes »