Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Jon Iñarritu senador por eh bildu

“La relación con Madrid debe ir por la vía bilateral, para llegar a acuerdos de buena fe”

Es el único senador de EH Bildu, entre los 266 que se cuentan en la cámara territorial, pero no se arruga y en un año ha formulado 500 preguntas al Gobierno

Humberto Unzueta Oskar González - Domingo, 18 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

PAmplona- Jon Iñarritu rompe el cliché asociado a las personas con aspecto y carácter pausado y reflexivo como él. Senador por EH Bildu en Madrid, se ha convertido en el más activo de los que ocupan escaño en la cámara territorial. En el año escaso de legislatura acumula más de 500 preguntas formuladas al Gobierno español. Todo un récord protagonizado por el político vizcaíno amante de los idiomas y viajero empedernido con aspecto de dandy y poco revolucionario.

¿Para qué sirve el Senado?

-Como independentista no me toca entrar en ese debate, pero sí creo que los españoles deberán decidir qué quieren hacer: o eliminarla y construir una asamblea nacional, un Congreso, mucho más potente;o bien dotar al Senado de una capacidad potente. Tanto por el reparto de escaños -dando ese ventajismo a las Castillas para que el voto conservador tenga siempre mayoría en el senado- como por su función para frenar cualquier intento de avance democrático y territorial.

El fracaso de la vía unilateral en Catalunya ha llevado a EH Bildu a modular sus planteamientos en materia de autogobierno. ¿Es un ejercicio de realismo?

-La unilateralidad la ha aplicado el Estado español, que ante los 18 intentos de las instituciones catalanas por buscar el acuerdo para realizar una consulta o referéndum ha optado por el portazo. Nosotros hemos hecho un ejercicio de pragmatismo británico, una propuesta de mínimos en la que se puedan sentir a gusto las grandes fuerzas de este país. ¿Realismo? Tiene esa vocación, porque se pretende, a partir de la realidad presente, llegar en base al derecho a decidir a un acuerdo de país en el que podamos tener el máximo consenso y con ello poder ir a negociar a Madrid.

EH Bildu pide ahora el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika. ¿No llegan tarde?

-Hay que tener en cuenta que EH Bildu, como nueva formación política, tiene en su seno culturas políticas diferentes y con visiones distintas. En este momento creemos que es obvio que hay que exigir a quienes se les llena la boca exigiendo el cumplimiento de las leyes que el Estatuto de Gernika, con sus limitaciones, hay que cumplirlo ya que tenía que estar completado desde hace 39 años.

¿Son compatibles la reivindicación del desarrollo estatutario y el objetivo de la independencia?

-Sí, completamente. Defendemos la independencia de Euskal Herria, pero también decimos, desde el realismo, que partiendo de esta situación es mucho mejor tener el máximo de competencias y poderes, gestionar desde aquí materias que nos corresponden. Un ejemplo de esto es la nueva institución de Iparralde que, si bien tiene muy pocas capacidades y competencias comparando con las de la CAV y Nafarroa, constituye un paso en positivo.

¿El objetivo de la independencia pasa necesariamente por el derecho a decidir?

-Lo lógico es que en base al principio democrático sea la sociedad de un territorio, de una nación o de una región la que decida su futuro institucional. Esto lo hemos visto en Canadá, con la Ley de Claridad impulsada por el Gobierno canadiense, o en Escocia, o en Irlanda del Norte, o en Dinamarca con Groenlandia y el próximo abril con las Islas Feroe. En todos estos casos se reconoce que se puede celebrar sin ningún tipo de problema un referéndum de autodeterminación, cuando sus marcos constitucionales no lo preveían. En nuestro caso, nosotros defendemos la independencia pero aceptaremos el estatus que quiera y decida la sociedad vasca, no puede ser de otra forma.

¿Es posible la bilateralidad si Madrid se reserva el veto?

-Cualquier relación institucional entre la CAV o Nafarroa con el Gobierno español debería ir por una vía de bilateralidad, de sentido común, para llegar a acuerdos de buena fe para intentar resolver conflictos. Hay mecanismos de alerta para que el Estado no pueda entrar a invadir competencias o capacidades propias. Esto choca con el espíritu recentralizador del Estado, como lo demuestran las 37 competencias en la CAV y otras 25 en Nafarroa pendientes de transferir.

Más sobre Política

ir a Política »

Últimas Noticias Multimedia