tercera Garcés mostró 20 amarillas

Tarjeta cada tres minutos en Elizondo

LA JORNADA | Garcés mostró 20 amarillas y una roja directa en el 1-1 del baztan-beti kozkor

Lander Santamaría / Ondikol - Martes, 20 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Garcés, al fondo, en el partido en Elizondo.

Garcés, al fondo, en el partido en Elizondo. (Ondikol.)

Galería Noticia

Garcés, al fondo, en el partido en Elizondo.

elizondo- El colegiado Igor Garcés Bargada, que actuó asistido por Silvestar Gochev y Guillermo Reclusa en las bandas, sacó un total de 20 tarjetas amarillas y una roja en el partido Baztan-Beti Kozkor que finalizó con empate a un gol el sábado en Elizondo. La cifra es con notable diferencia la mayor que se ha registrado en un partido de fútbol en Elizondo en los últimos 50 años, y excesiva claramente para un encuentro que fue fuerte y muy disputado pero jugado con deportividad por ambos equipos.

Garcés castigó al Club Deportivo Baztan con trece tarjetas amarillas y una roja directa al entrenador, Igotz Garde, y siete amarillas al Beti Kozkor, una de ellas al entrenador, Rodrigo Fernández de Barrena. Por doble amonestación, en el Baztan vieron tarjeta roja por acumulación y fueron expulsados los jugadores Javier Urrutia y Mikel Azpiroz (Azpiroz I). Y en el equipo de Lekunberri fue expulsado su delantero, Romeo Blaise, por doble amonestación.

El colegiado se mostró en extremo severo, tanto que de acuerdo con el acta que escribió, enseñó una tarjeta cada tres minutos (un total de 20 en 62 minutos), desde el 27 cuando mostró la primera al local Xabier Gil hasta el minuto 89, cuando amonestó a otros cinco jugadores del Baztan y expulsó a dos de ellos por acumulación. Precisamente, según indicó en el acta, el gol del empate del Beti Kozkor se produjo en ese minuto con lo que se contradice él mismo ya que pitó el final nada más sacarse de centro cuando, de ser en el 89, debería quedar un minuto.

En realidad, el gol de la igualada llegó en el minuto 96 y transcurrieron tres más hasta que se decidió a entrar en vestuarios protegido por la Guardia Civil y entre insultos de los aficionados locales y de un directivo que Garcés incluyó en acta por haberle faltado al respeto. Con todo, su actuación fue correcta hasta el final cuando el público consideró excesiva la prolongación (6 minutos) y estuvo al borde de provocar un conflicto social de elevadas proporciones ya que los agentes tuvieron que solicitar refuerzos de su cuerpo y también de la Policía Foral ante la indignación del público.

Antes de comenzar el partido, Garcés hizo cambiarse de jersey al portero local Iñigo Berho, ya que el amarillo que acostumbra a vestir coincidía con el suyo y al parecer no había previsto llevar ningún otro. Por otra parte, al negarse a redactar el acta en Elizondo, su identidad y la de sus ayudantes no se hizo pública, por lo que se recurrió a información de Internet en la que constaba que el equipo arbitral lo formaban Álvaro Clavería García, con Díaz y Gallego, y fueron ellos los que de forma errónea fueron citados en las crónicas de prensa. Pedimos disculpas.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia