El mundo del arte cree que hechos así no deberían ocurrir jamás

Directores del Reina Sofía y el MACBA, entre otros, rechazan la decisión aplaudida por el
PSOE y el PP

Jueves, 22 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Helga de Alvear, justificándose ayer ante los medios.

Helga de Alvear, justificándose ayer ante los medios. (Foto: Fernando Villar (Efe))

Galería Noticia

Helga de Alvear, justificándose ayer ante los medios.
“Si no se entiende que el espacio cultural es un espacio de libertad hay un problema cultural y democrático ” “El arte debe incomodar siempre porque un arte que complace no cumple su función” “Una obra de arte no se puede retirar porque la libertad de expresión es el aire que respira una democracia”

pamplona- La retirada de la obra Presos Políticos en la España Contemporánea de Santiago Sierra del stand de la galería Helga de Alvear en Arco fue el tema sobre el que giró la apertura de la feria de arte, con unanimidad desde el sector artístico a la hora de rechazar el acto por tratarse de censura y discrepancias en el plano político.

El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, aseguró que “si no entendemos que el espacio cultural, sea un museo o una feria de arte, es un espacio de libertad donde se pueden negociar cosas que en el mundo ordinario podrían ser traumáticas tenemos un problema que obviamente es cultural y democrático, porque significa que las estructuras, las instituciones, no acaban de funcionar bien”. Por su parte el director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), Ferran Barenblit, dijo que hechos como la retirada de la obra “no deberían ocurrir jamás”. “El arte debe incomodar siempre” porque un “arte que complace no cumple su función”. Asimismo, aseguró que el político debe apoyar la expresión del arte y defender el arte como un lugar de conocimiento para toda la sociedad. “Yo creo que no debería pasar jamás y no lo he vivido jamás. No permitiría que ocurriese”, recalcó para asegurar que es un hecho “grave” independientemente de la temática aquí, que “es lo de menos”.

El artista Eugenio Merino, quien también trajo la polémica a Arco en otras ediciones con obras como un Franco congelado, fue más allá y denunció que hay “censura en Arco y en España”. De hecho recordó que con él también hubo un intento de censura en Arco con José María Álvarez del Manzano en la presidencia de Ifema, porque supuestamente su obra “molestaba a la Fundación Franco”.

Por su parte, la galerista y una de las fundadoras de Arco, Juana de Aizpuru, ha calificado de “delicada” la decisión de retirar la obra y que da la sensación de “ser como una censura”. “Retirar una obra me parece mal”, ha apuntado. No obstante, De Aizpuru dijo que “si un artista me presenta una obra con ideas contrarias a las mías, no la pondría”.

Manuel Borja-Villel

Director del Museo Reina Sofía

Ferran Barenblit

Director del MACBA

Manuela Carmena

Alcaldesa de Madrid

Para Jordi Colomer, el artista que representó a España en la última Bienal de Venecia y que también está presente en Arco con una performance, se trata de “un precedente que no se puede tolerar”. “No soy independentista ni estoy a favor de lo que se está haciendo en Cataluña, pero esto que está ocurriendo es patético”.

políticos El secretario de Estado de Cultura,Fernando Benzo aseguró que en España no hay presos políticos y consideró que la retirada de la obra de Sierra puede deberse a un tema “conceptual”. “No he visto la obra pero lleva el título de “presos políticos” y si hay fotografías de personas que no son presos políticos hace pensar que conceptualmente no estaba bien ajustada la obra y es un criterio artístico que se ha tomado a la hora de retirarlo”. La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados,Margarita Robles, aplaudió la decisión de retirar la obra porque, dijo, “en este momento todo lo que contribuya a tranquilizar el ambiente y la crispación es positivo”, mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la criticó y dijo que “no es compatible” con la democracia que haya temas “que no se puedan tocar o sobre los que se pueda hablar”.

Para el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, se trata de “censura” y para el del PDeCAT en la Comisión de Cultura, Sergi Miquel, es una “injerencia política” y un “acoso” del Estado a todas las expresiones culturales y políticas que no le gustan. El presidente del Parlament, Roger Torrent, lamentó que la libertad de expresión en España está en “horas muy bajas” tras la condena al rapero Valtonyc y la retirada de la obra en la feria Arco.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, cargó contra la decisión de la Junta de Ifema de retirar la obra de Santiago Sierra porque la libertad de expresión “es el aire que respira una democracia”. No puede ser que una obra de arte se retire por una consideración política partidista. El arte tiene que vivir con la libertad de expresión”, añadió.

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, criticó la decisión de retirar la obra porque el arte es “ficción” y “libérrimo” y en él “cabe todo”. - Agencias/D.N.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia