Feria Internacional de Arte Contemporáneo

ARCO 2018 La feria crece a pesar de la polémica

La polémica generada por la censura de la obra de Santiago Sierra no ha sido un obstáculo para las ventas en Arco, que hoy echará el cierre. El galerista navarro Moisés Pérez de Albéniz así lo ratifica.

Un reportaje de Fernando F. Garayoa. Fotografía Galería Moisés Pérez de Albéniz/Iñaki Porto - Domingo, 25 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Obra de la navarra Miren Doiz expuesta en el estand de la Galería Moisés Pérez de Albéniz.

Obra de la navarra Miren Doiz expuesta en el estand de la Galería Moisés Pérez de Albéniz. (Fernando F. Garayoa)

Galería Noticia

Obra de la navarra Miren Doiz expuesta en el estand de la Galería Moisés Pérez de Albéniz.

La censura que Ifema ejecutó con la obra de Santiago Sierra expuesta en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, Arco, no ha sido óbice para que este año la tendencia al alza de las ventas de dicho evento se haya confirmado, haciendo de esta edición la mejor de los últimos años. Así lo confirma el galerista navarro Moisés Pérez de Albéniz, presente en la feria con estand propio, un espacio en el que, aunque su galería esté ahora radicada en Madrid, cuenta con un buen puñado de artistas navarros, como es el caso de Miren Doiz, Ángel Bados y Carlos Irijalba.

Aunque la feria cerrará hoy sus puertas, a última hora de la tarde de ayer Pérez de Albéniz ofrecía una valoración más que positiva a pesar de la citada censura. “Cuando surge una polémica así, con un gran reflejo mediático, esa obra eclipsa a todas las demás. Quizá la polémica haya sido excesiva en el sentido de que los demás artistas no merecen que se les tape. Cada uno tiene su opinión, pero ante el error que cometió Ifema, y una vez que lo reconocieron posteriormente, todo volvió a su cauce y empezamos a salir de esas dudas que sobrevuelan Arco. No podemos olvidar que esto es una feria de galerías que traen artistas con obras muy diversas. Por lo tanto, siempre parece que tiene que haber una obra que destaque sobre las demás para que se hable de lo controvertido que es el arte contemporáneo. Pero bueno, estamos acostumbrados a ello, no es la primera y no será la última. Yo lo que pediría es menos polémica y más debate, porque el arte contemporáneo lo que sí invita es al debate y la reflexión”.

el mejor año de los últimosEn cuanto a la valoración en ventas de la feria, que ya venía de dos ediciones anteriores con tendencia al alza, Pérez de Albéniz, apunta ayer que “para mí, a esta última hora del sábado, ha ido muy bien. Creo que ha sido una feria que ha cumplido de sobra todas las expectativas”. Un análisis más que positivo que el galerista navarro remarca apuntando que “llevamos tres años en una línea ascendente muy buena, que es la que me gusta: crecer en cada edición. Hay que tener en cuenta que hemos pasado momentos muy malos, ha habido años en los que venías y no cubrías gastos, y eso es muy grave porque en los tiempos de crisis eso significaba irte a casa con una deuda importante que luego tenías que trabajar durante el año para sacarla adelante. Por eso, que ahora vayan las cosas bien, con buenas ventas y perspectivas, es importante para todos: para el mundo del arte, para los galeristas y para los artistas, que de aquí tienen que sacar para su año lectivo. Puedo decir que este año ha sido el mejor de los últimos”. Lo que se traduce en unas ventas más que interesantes. “Esto es una feria y aquí se viene a vender. Con la mayor dignidad posible, colocamos nuestras obras, se explican y acabamos vendiéndolas, que es el objetivo. No hay que ocultar lo mercantil porque a falta de bienales o documentas, Arco se ha convertido en el evento de arte contemporáneo de este país”.

Artistas navarrosEn cuanto a los artistas presentes en el estand de Moisés Pérez de Albéniz, entre los que se encuentran varios navarros, el galerista resalta que “este año hemos vendido obra de prácticamente todos los artistas, y eso para mí es muy importante, porque el año pasado el montó económico lo hicimos con cuatro o cinco nombres;ese monto, este año ha sido mayor y lo hemos conseguido con 12 o 13 artistas, lo que significa que hay público muy heterogéneo que puede comprar una pieza de 500 euros o de 100.000. Eso quiere decir que el mercado empieza estar ya abierto, algo importante para Arco y para nosotros”.

arte en femeninoLa presente edición de Arco ha mirando de forma intensa hacia las artistas. Un aspecto sobre el que Pérez de Albéniz reflexiona de la siguiente manera: “A mí muchas veces me preguntan cuántas artistas tengo en mi galería, y yo respondo que no sé. Pero de la misma manera que no sé cuantos artistas, hombres, tengo. Yo siempre he buscado arte, independientemente de que sea hombre o mujer. Lo que ocurre es que, en estos momentos, las mujeres en el mundo del arte están haciendo una labor increíble. Ahora sí que tenemos artistas, mujeres, con un trabajo interesantísimo, lo que hace que tengamos que seguirlas y valorarlas en esa medida. Se han lanzado a por todas, dando como resultado un trabajo muy valorado, en el que hablan de cosas que nos interesan: solo falta que la sociedad descubra las claves en las que se mueve este arte, no de mujeres, porque no me gusta hablar de arte de mujeres o de hombres, sino simplemente de arte”.