Pensiones y desigualdades

Txomin Rodríguez Soria - Jueves, 1 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Estamos asistiendo a unas situaciones insólitas. Cuando menos sorprendentes. Las protestas en la calle de los pensionistas, que ya bastante han hecho y se lo han ganado a pulso, que además luchan no solo por una pensión justa sino digna, y son el sostén de muchísimas familias que sufren el dolor de la juventud que, ya lejos de la emancipación, tal vez no la puedan sostener para ellos mismos. Alguien dijo alguna vez que sabe más el viejo por zorro que por sabio. Los jóvenes de hoy no deben aislarse de lo que va a venir en un futuro inmediato y salir de la mano de sus aitas y aitones para decir ¡¡basta ya, aski da!!. Politiquillos hambrientos de ansias de poder y corrupción. El Gobierno con sus estrategias sabe manipular ciertos sectores para mantenerse ahí.

El próximo 8 de marzo hay una huelga general por el derecho de igualdad de las mujeres. Estoy de acuerdo que sois todas las mujeres sin exclusión, porque es verdad que no se tiene que ver reflejado en el día 8 de marzo sino en los 365 días del año, pero no viene mal que se celebre un día para recordar a los demás, como si fuese un cumpleaños, que ahí están no solo a nivel laboral, salarios, conciliación, ama de casa etcétera, que creo que es difícil poner precio a 24 horas al día. Ciertos sindicatos la defienden parcialmente, 2 horas por turno. Me parece muy triste, eso es retroalimentar al poder establecido. Es un quedar bien cuando realmente quedas de puto culo. Pero todavía peor me parece que haya mujeres que, de alguna manera, por el machismo al que son sometidas dicen que la huelga es feminista y no están de acuerdo. La huelga no es cuestión de feminismo ni machismo. Simplemente sentido común. En cualquier caso mi apoyo total a los pensionistas (con dos cojones y ovarios) y a las mujeres.