Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una huelga laboral feminista e inclusiva

Por Jesús Santos Pérez - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Este próximo 8 de marzo, CCOO y UGT hemos decido convocar un paro laboral de dos horas por turno. Es la primera vez que los dos sindicatos convocamos una huelga con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Para nosotros la jornada del 8 de marzo siempre ha tenido un doble componente: el de la reivindicación feminista y el de la reivindicación de clase. Mujer y trabajadora son condiciones que implican, desgraciadamente, una doble desigualdad y, en muchos casos, una doble explotación.

Con perspectiva histórica, hay que recordar que el 8 de marzo, como el Primero de Mayo, es una jornada de reivindicación y de lucha que surge del movimiento obrero organizado, del sindicalismo, que por definición es internacionalista, pacifista y feminista.

Y este año, por primera vez y confluyendo con las organizaciones políticas y sociales del movimiento feminista, con respeto a los diferentes ámbitos de actuación y a la pluralidad de señas de identidad y expresiones, los dos sindicatos hemos decidido dar un paso más y utilizar el instrumento más contundente que tenemos las trabajadoras y los trabajadores para defender nuestros derechos: la huelga.

Hemos convocado una huelga feminista, porque la lucha por la igualdad forma parte del núcleo ideológico de UGT y CCOO. Pero lo que nosotros convocamos es una huelga laboral, un paro de dos horas. Y la huelga es una herramienta del movimiento obrero, que promueve los intereses de la clase trabajadora, sin discriminación de género.

Por tanto, es una huelga inclusiva, no sexista, a la que convocamos a todas las trabajadoras y a todos los trabajadores, mujeres y hombres, convencidos como estamos de que la conquista de la igualdad laboral, salarial y social es un objetivo común de hombres y mujeres, que sólo será posible con una lucha conjunta entre mujeres y hombres.

Una lucha que hay que desarrollar en el seno de las empresas y en los diferentes sectores productivos, estableciendo el trabajo de igual valor como elemento fundamental y eliminando, a través de la negociación colectiva y de la aplicación efectiva de los convenios y de los planes de igualad, todo tipo de discriminación por razón de género, se oculte donde se oculte, ya sea en categorías feminizadas, pluses masculinizados, obstáculos en la promoción profesional, desigual atribución de responsabilidades, etc.

Y en paralelo, una lucha que ha que desarrollar en los ámbitos domésticos y sociales, con la corresponsabilidad, es decir, con el reparto equitativo y la asunción por parte de todos de las cargas familiares.

Estos, junto a la eliminación de esa lacra social intolerable que es la violencia contra la mujer, son los grandes objetivos de una lucha feminista y obrera, con la que los dos sindicatos estamos absolutamente comprometidos, que persigue acabar con la discriminación de género y la explotación laboral.

Queremos mujeres vivas, libres e iguales, unidas como mujeres y como trabajadoras con el conjunto de la clase obrera en una lucha que acabaremos ganando entre todos y todas.

El autor es secretario General de la UGT de Navarra

Últimas Noticias Multimedia