Meteoritos

SF 78

Por Carlos Pérez Conde - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

“no os importe matar”, exclamó la voz de mando por el sistema de comunicaciones de la Policía Armada. Una de las 130 balas disparadas (cuentas del ministro Martín Villa), mató. A Germán Rodríguez. En la avenida de Roncesvalles, donde lo recuerda un monolito tantas veces profanado. Otras hirieron a casi una docena de personas. Más de 170 recibieron asistencia por lesiones. La transición política en Navarra fue conflictiva, dura y sangrienta. El 3 de julio de 1978, amigos y familiares de unos detenidos se encerraron en el salón comedor del segundo piso de la Casa Consistorial. El Ayuntamiento lo gestionaban cinco concejales, una corporación residual tras ceses y dimisiones. Cerraron el edificio a cal y canto y el chupinazo se disparó desde el balcón central del primer piso. Al finalizar la corrida de toros del día 8, un grupo de personas saltó al ruedo desde uno de los tendidos de las Peñas. Desplegó y empezó a pasear una pancarta en demanda de amnistía y por un San Fermín sin presos. División de opiniones. Tensión. Desde unas localidades del tendido 3 fueron recriminadas y hostigadas. Se produjo un enfrentamiento. De súbito, la Policía Armada irrumpió por el callejón, lugar habitual de entrada de las peñas txikis. El comandante jefe, procedente de la Legión, había apelado al escalafón para sustituir a petición propia a Joaquín Imaz, asesinado por ETA, y vino dispuesto a dar un escarmiento a Pamplona. Donde más duele por sentimiento y repercusión: en los Sanfermines. Conmoción e indignación social. Suspensión de las fiestas. Las denuncias posteriores decayeron por archivo judicial. Cuarenta años después, verdad, justicia y reparación siguen pendientes. Stop impunidad. Una comisión elabora informe sobre violaciones de los Derechos Humanos aquellos días. Cuenta con la adhesión del Ayuntamiento (en contra, UPN y PSN). Los regionalistas quieren la memoria histórica donde el decreto del euskera en la administración. En la papelera.

Más sobre Meteoritos

ir a Meteoritos »