El San Inazio quiere que la sanción sea ejemplar

Béisbol dice que el grupo de aficionados les agredió con total impunidad

Miércoles, 14 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- Cuarenta y ocho horas después de la brutal agresión que un jugador del San Inazio sufrió en el partido de béisbol que los vizcaínos disputaron ante el Pamplona en Burlada, el club de béisbol bilbaíno emitió ayer un comunicado en el que apuntó directamente a un grupo de seguidores del equipo navarro.

Sergio L. se llevó la peor parte. El jugador del Sanirecibió varios impactos con un bate y tendrá que pasar por el quirófano para solucionar una rotura en el cúbito. Esa rotura le salvó sin duda de una lesión mucho más grave, porque se produjo al alzar el brazo para protegerse la cabeza, que es adonde iba dirigido el golpe.

“Los autores de las agresiones fueron un grupo de aficionados del Club Deportivo Pamplona que estuvieron durante todo el segundo partido de la jornada en la grada increpando e insultando a los jugadores del San Inazio, sin que por otra parte pareciese que nadie les recriminase o amonestara su actitud. Y al término del partido estos espectadores pudieron acceder de forma libre y sin que nadie se lo impidiese a la zona de acceso a los vestuarios, hacia donde tenían que dirigirse los jugadores del San Inazio”, destacó el conjunto bilbaíno en la nota remitida a los medios de comunicación.

En un primer momento, según la versión de los vizcaínos, los jugadores del San Inazio se encontraron solos con este grupo de aficionados, interponiéndose entre el público y los jugadores, para evitar las agresiones, el árbitro principal del encuentro y dos directivos del San Inazio.

“El club espera que los expedientes abiertos por estas agresiones, tanto por vía judicial en la que nos personaremos, como en la vía federativa, sirvan para erradicar este tipo de actuaciones en cualquier recinto deportivo”.

El agresor, que salió corriendo del recinto y se deshizo del bate, tirándolo en una calle colindante, fue identificado por agentes de la Policía Foral, pero no acabó detenido. Los agentes están a la espera de recibir el parte de lesiones para saber si las heridas son constitutivas de delito, y todo parece indicar que sí será finalmente puesto a disposición judicial. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia