“Los cambios no han provocado atascos, ni en las horas punta”

El Ayuntamiento busca una solución para evitar el efecto frontera en el paseo Sarasate

Sábado, 17 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Acompañado de la directora del Área de Conservación Urbana y Proyectos, Cristina Arregi, el concejal Joxe Abaurrea hizo una valoración muy positiva de los primeros seis meses del Plan de Amabilización y señaló que los cambios en los hábitos del transporte de los pamploneses se están notando, con una utilización menor del turismo privado y bastante mayor del autobús.

Abaurrea recordó que al comienzo de la puesta en marcha del plan las mayores críticas se centraron en la posibilidad de que se produjeran atascos y retenciones importantes en las grandes vías que circundan el centro.

Seis meses después los técnicos concluyen que, incluso en horas punta, los cambios no han generado esos problemas (se apuntaba a Yanguas y Miranda con Conde Oliveto y a los cruces de avenida de Baja Navarra, calle Amaya y avenida de Zaragoza) y que los recorridos alternativos han demostrado tener capacidad para absorber adecuadamente el tráfico que antes discurría por el centro.

Por lo que se refiere al transporte público comarcal, se ha registrado un incremento del 6% y un buen funcionamiento de los semáforos tranviarios, en especial el de la Plaza de la Paz.

paseo sarasateOtro de los ámbitos de actuación previsto es la reordenación de paseo Sarasate, incluyendo el entorno de la plaza del Vínculo, que queda para un concurso de ideas cuya licitación se prevé para antes de verano. El objetivo es conectar todo el espacio incluido en el Plan de Amabilización del centro con el II Ensanche a través de un espacio con mayor encanto que supere el efecto barrera heredado de la anterior ordenación urbana.

Abaurrea reconoció que no es una tarea sencilla y que será necesario analizarlo bien dada la importancia del espacio. Se busca una transición equilibrada entre el Casco Viejo y el II Ensanche y entre la Plaza del Castillo y el entorno de la Ciudadela para impulsar un lugar atractivo no sólo desde el ámbito de la movilidad, sino también para usos comerciales o de servicios.

El concepto clave que definirá ese concurso de ideas será el de la recuperación y revitalización de un espacio hasta ahora poco transitado pero que está llamado a ser uno de los ejes centrales de Pamplona desde el punto de vista simbólico por la centralidad que tiene en la ciudad y porque une las sedes del Gobierno y del Parlamento foral. - K.G.

Últimas Noticias Multimedia