Xi Jinping es reelegido presidente por unanimidad

El mandatario chino reafirma su poder nombrando número dos a su mayor aliado, Wang Qishan

Domingo, 18 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El presidente Xi Jinpin (d) con el vicepresidente Wang Qishan.

El presidente Xi Jinpin (d) con el vicepresidente Wang Qishan. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente Xi Jinpin (d) con el vicepresidente Wang Qishan.

pekín - Xi Jinping fue reelegido ayer presidente de China para un segundo mandato (2018-2023) con el voto unánime de la Asamblea Nacional Popular (ANP) en un plenario en el que uno de sus principales aliados, el antiguo jefe anticorrupción Wang Qishan, ascendió a la vicepresidencia.

En un día de cielos grises y nieve tardía en Pekín, Xi, de 64 años, confirmó su enorme poder, sólo comparable entre los pasados líderes comunistas chinos al que tuvo el fundador del régimen Mao Zedong, ya que obtuvo el voto a favor de los 2.970 legisladores presentes (sin abstenciones o papeletas en contra). Los miembros de la ANP, además, se pusieron de pie para aplaudir a su presidente, quien, con su habitual semblante sereno, juró su cargo: “Desempeñaré honestamente mis labores, aceptaré la supervisión del pueblo y trabajaré para construir un moderno país socialista”.

El nuevo vicepresidente Wang obtuvo 2.969 votos a favor y sólo uno en contra, confirmándose a sus 69 años como mano derecha de Xi, a quien ya ha apoyado en los últimos cinco años dirigiendo una intensa campaña anticorrupción sin precedentes en China.

La continuidad en el cargo del presidente fue recibida por Diario del Pueblo, el periódico portavoz del Partido Comunista Chino (PCCh), con un artículo de opinión que proclamaba al presidente “timonel del país y guía del pueblo”, evocando la propaganda de los tiempos de Mao.

Por otra parte, tanto Xi como Wang podrían continuar en sus cargos después de 2023 merced a la reforma de la Constitución china aprobada el pasado domingo 11 de marzo por la misma ANP, que eliminó el límite de dos mandatos para ambas posiciones.

carrera meteóricaNacido el 1 de julio de 1948 en la costera ciudad oriental de Qingdao, Wang ya fue viceprimer ministro de China durante el liderazgo del anterior presidente, Hu Jintao, entre 2008 y 2013, pero consiguió aún más influencia política al dirigir entre 2012 y 2017 la Comisión de Inspección y Disciplina, el órgano anticorrupción del Partido Comunista.

Comparado en ocasiones por la prensa con Eliott Ness por su fama de incorruptible y enemigo de los corruptos, Wang ha sido el responsable de una campaña antifraude que se ha saldado con castigos y sanciones a 1,4 millones de cargos del PCCh, una cifra sin precedentes (uno de cada 1.000 chinos).

Entre los principales líderes caídos en la campaña, que algunos críticos ven como una purga de opositores al presidente Xi, destacan el exministro de Seguridad Pública Zhou Yongkang, el secretario y mano derecha del anterior presidente Hu Jintao (Ling Jihua) o incluso destacadas figuras del ejército como el general Guo Boxiong.

En su juventud, que coincidió con los turbulentos años de la Revolución Cultural (1966-76), Wang fue enviado al campo para ser “reeducado”, una dura época en su vida donde compartió tareas y hasta dormitorio en la provincia septentrional china de Shaanxi con Xi, con quien más adelante compartiría 40 años de poder. - Efe

Últimas Noticias Multimedia