Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las pensiones mínimas y de viudedad ya han recuperado en Navarra el poder adquisitivo perdido con UPN

El Gobierno foral ha revalorizado el complemento de las viudas un 10% en dos años
Entre 2011 y 2014 el Ejecutivo de Barcina lo actualizó por debajo del IPC, con una pérdida acumulada del 5%

Ibai Fernandez / Itsaso Mitxitorena - Lunes, 19 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Pensiones mínimas en Navarra entre 2011 y 2018.

Pensiones mínimas en Navarra entre 2011 y 2018. (Gráfico: Itxaso Mitxitorena)

Galería Noticia

Pensiones mínimas en Navarra entre 2011 y 2018.

Pamplona- El complemento que el Gobierno de Navarra aporta a las pensiones de viudedad se han revalorizado casi un 10% en los dos últimos años. La cuantía se incrementó un 8% en 2017 y ha subido un 1,8% este año, lo que ha permitido a sus perceptoras recuperar el poder adquisitivo perdido durante la última etapa de UPN, en la que las pensiones se actualizaron siempre por debajo del IPC. Lo que hizo que entre los años 2011 y 2014 llegaran a acumular una pérdida del 5% respecto al incremento de los precios, y que no se empezó a corregir hasta el año 2015.

Aunque las pensiones son una competencia estatal, desde 2004 Navarra complementa las pensiones de viudedad para garantizarles un salario mínimo. El año pasado se aprobó además ampliar el complemento a las pensiones mínimas que no lo recibían, de forma que el número de benefactores ha pasado de 10.000 a 22.000. Las viudas que han solicitado el adelanto ya lo han recibido, mientras que el resto de perceptores de una pensión mínima recibirán el complemento cuando hagan la próxima declaración de la renta. Una ayuda que el Gobierno foral admite que no soluciona el problema, pero que supone un importante esfuerzo presupuestario, que pasa de los tres millones que se aportaban hasta ahora, a los 23, y que serán 29 millones en 2021

Rechazado en 2014Una equiparación que en el Parlamento ya se propuso en 2014, pero que sin embargo el Gobierno de UPN rechazó. En aquel debate, Izquierda-Ezkerra planteó un estudio que valorara la posibilidad presupuestaria de ampliar el complemento a las pensiones mínimas, y aunque UPN, PSN y PP apoyaron la elaboración del análisis económico, el rechazo de UPN y PP, y la abstención del PSN, evitaron que fuera aprobada la elaboración de una ley para garantizar su aplicación. El estudio tampoco no se hizo.

La medida fue aprobada finalmente el pasado año a propuesta del Gobierno de Navarra, acompañada además de una actualización del 8%, el equivalente al aumento del SMI aplicado ese año por el Gobierno central. Y aunque fue aprobada por unanimidad de todos los grupos, este año ha vuelto a saltar la polémica. Porque la ley del Gobierno foral cambia la referencia de actualización, hasta entonces el SMI, por el IPC y el aumento del salario medio, de los que siempre se elegirá el índice mayor.

El motivo era que el SMI es un referente que fija el Estado, por lo que Navarra quedaba al margen de su actualización. El Gobierno foral entiende así que de esta forma si suben los salarios en Navarra suben de forma coherente las pensiones, garantizando el poder adquisitivo sin que el complemento quede sometido a las decisiones políticas del Gobierno central con el SMI, que salvo los dos últimos años se ha mantenido prácticamente congelado durante toda la crisis.

De esta forma, el complemento se ha visto actualizado este año un 1,8%, el equivalente a la evolución del salario medio en Navarra. Tres veces más que el IPC (0,6%) garantizando el poder adquisitivo y siete veces más que el resto de pensiones, actualizadas por el Estado en apenas el 0,25% para indignación de buena parte de la sociedad.

Propuestas de leyLa polémica ha despertado ahora porque el PSN primero, y ahora UPN, han presentado sendas proposiciones de ley para que el complemento, cuya ampliación evitaron cuando sumaban mayoría en el Parlamento, se vincule al aumento mayor entre el SMI, el salario medio y el IPC. La propuesta socialista, que implica un aumento del 4% en la nómina, fue rechazada la semana pasada por el cuatripartito sin ni siquiera admitirla a trámite.

Un hecho inusual que la mayoría parlamentaria justificó en que no llevaba acompañada una memoria financiera, y que su impacto económico iba a condicionar el presupuesto ya aprobado, disparando el déficit y la regla de gasto que ambos partidos defienden cumplir. Dicho de otra forma, una medida de tanto calado necesita de medidas de ingreso fiscal adicionales de aplicación inmediata, a las que tanto UPN como PSN se han venido negando desde el inicio de la legislatura, o un recorte presupuestario equivalente.

Una polémica interesadaEl argumento sin embargo ha servicio para que socialistas y regionalistas afirmen que con este Gobierno “las viudas han perdido derechos”. Un debate que previsiblemente se volverá a repetir hoy con la proposición de ley que UPN ha registrado en la Cámara, réplica casi literal de la del PSN, y con la que intenta eclipsar las medidas aprobadas por el Gobierno foral en medio de una tormenta que empieza a acorralar al Ejecutivo del PP. Partido con el que los regionalistas mantienen en Madrid una alianza política y electoral, y que es además quien tiene la competencia y los votos para mejorar la financiación de las pensiones y garantizar su sostenibilidad a medio y largo plazo.

Se da la circunstancia además de que fue el PSOE quien aprobó la congelación de las pensiones y la extensión de la jubilación hasta los 67 años. Recortes que los regionalistas evitaron rechazar cuando la mayoría absoluta de Rajoy incorporó el factor de sostenibilidad.

Ahora, ambos partidos defienden en el Congreso de los Diputados que el Gobierno central aumente el equivalente al incremento del IPC. Lo que supone un 1,1% para todas las nóminas. También para las pensiones mínimas y de viudedad, en lugar del 4% que proponen en Navarra. Por lo que incluso aprobándose todavía sería inferior al 1,8% aplicado por el Ejecutivo foral. Y que para UPN y PSN parece ser insuficiente, ahora que están en la oposición.