único barrio sin instalación deportiva pública

La cubierta del patio del colegio San Francisco estará instalada para el inicio del próximo curso

Ayuntamiento y Gobierno compartirán el gasto, de unos 300.000 €
La comunidad educativa venía reclamando una solución desde hace años

Kepa García - Miércoles, 21 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Vista general del patio al aire libre del colegio público San Francisco.

Vista general del patio al aire libre del colegio público San Francisco. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Vista general del patio al aire libre del colegio público San Francisco.

pamplona- El Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra ya tienen cerrado el acuerdo que permitirá a los 400 escolares del colegio público San Francisco disponer de un patio parcialmente cubierto. Con esta decisión se da cumplimiento a una histórica reivindicación de la comunidad educativa del centro, que fue ignorada por los sucesivos gobiernos pese a tratarse del único colegio sin la zona de recreo protegida, con el añadido de estar ubicado en el único barrio de Pamplona que carece de una instalaciones deportivas públicas.

Las conversaciones mantenidas entre la consejera de Educación María Solana y la concejala delegada Maider Beloki han desbloqueado la situación, con un acuerdo que posibilitará colocar el cubrimiento para el inicio del próximo curso.

La obra tiene un presupuesto de 300.000 euros que será sufragado a partes iguales entre el Ayuntamiento y el Ejecutivo foral. Está previsto que los trabajos se lleven a cabo durante el verano y estén acabados en septiembre, con una instalación que cubra más de un tercio de la superficie actual del patio.

demanda ignoradaDesde 2002 se venía reclamando una solución de estas características, cuyos principales beneficiarios serán los 400 alumnos. Las demandas de profesores y familias fueron ignoradas durante años por un asunto puramente formal, ya que desde el Ayuntamiento se esgrimía que la competencia correspondía al Ejecutivo y desde el Departamento de Educación argumentaban que al tratarse de una cuestión no docente era responsabilidad municipal.

En septiembre de 2017 la comunidad educativa de San Francisco, con su directora Nekane Lasa a la cabeza, acudió al Parlamento para poner de manifiesto la realidad del centro. Los datos que ofreció fueron elocuentes: el colegio público del Casco Viejo es el que menos metros cuadrados tiene de espacio al aire libre por alumno (2,88 m2) -cuando la media es de 22,37 m2- y el único colegio de Primaria en Pamplona que no dispone de un espacio cubierto.

El edificio fue construido en 1905 y a lo largo de su historia ha acogido multitud de actividades. Ocupa un espacio de 3.000 metros cuadrados y cuenta con tres plantas. Dibuja una U y en medio queda el patio para el recreo, el único que dispone el centro.

Que el colegio no dispusiera de una zona cubierta complicaba sobremanera la actividad educativa, especialmente en los días lluviosos, habituales en esta ciudad por otra parte, ya que los escolares debían pasar el tiempo del recreo en los pasillos o en las aulas.

La planta baja y la primera del edificio son galerías muy altas y amplias, que eran utilizadas como zona de juego cuando hay lluvia o nieve.

Para tratar de solucionar sus problemas de espacio al aire libre, el colegio viene utilizando desde enero el patio del Palacio Ezpeleta para actividades de diversa índole, principalmente con el alumnado más pequeño.

Según las informaciones facilitadas a este periódico, la fórmula elegida para dar luz verde al cubrimiento del patio del colegio San Francisco será un convenio firmado entre el Ayuntamiento y el Gobierno foral. El Consistorio será el encargado de sacar a licitación el proyecto, para lo que deberá habilitar una partida con el montante total de la operación. En principio, no será necesaria una modificación presupuestaria.

El Ejecutivo navarro, por su parte, ya dispone de una asignación de 150.000 euros en los Presupuestos para este año tras una enmienda en tal sentido del Parlamento.