último partido de las semifinales

Jokin Altuna mantiene la incógnita

PAREJAS | El delantero de Amezketa decide hoy si juega ante Elezkano y Rezusta, que necesitan la victoria

Jokin Victoria de Lecea - Viernes, 23 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Martija prueba una pelota ante la mirada de Altuna.

Martija prueba una pelota ante la mirada de Altuna. (Jorge Muñoz)

Galería Noticia

Martija prueba una pelota ante la mirada de Altuna.

pamplona- La participación de Jokin Altuna en el último partido de las semifinales sigue estando en duda. El delantero de Amezketa realizó una prueba ayer, pero no fue capaz de quedarse con sensaciones definitivas y esperará a la mañana de hoy para saber si está en condiciones de ser de la partida en el encuentro de este domingo en el Ogueta de Vitoria. El delantero guipuzcoano y Julen Martija son la pareja con menos opciones para acceder a las semifinales, ya que necesitan ganar por 22-4 a Danel Elezkano y Beñat Rezusta, la combinación más en forma en la liguilla de los cuartos de final y a la que solo le vale el triunfo para acceder a la final. En caso de que Altuna no pueda ser de la partida, será sustituido por Erik Jaka, que debutaría en el presente campeonato.

Altuna se marcó el día de ayer para decidir si jugar o no el domingo en Vitoria. Realizó una prueba en el frontón de hora y media junto a Jaka y Jokin Etxaniz para comprobar el estado de su rodilla, dañada en el partido de la semana pasada ante Ezkurdia y Zabaleta. Sin embargo, no acabó satisfecho al cien por cien. Dudas y miedos en la cabeza. Molestias que no le permitieron confirmar si podrá dar la talla en el último enfrentamiento de las semifinales. “He entrenado y he notado algo de mejora, pero todavía estoy con bastante miedo. Tengo varias molestias aún. No he podido hacer deporte en toda la semana y quiero ver cómo me levanto mañana (por hoy), con que sensaciones estoy”, explicó durante la elección de material celebrada ayer.

La lesión que sufre el amezketarra no presenta especial gravedad, pero no le ha permitido tener una semana tranquila y todavía está lejos de estar curada al cien por cien. “Todavía lo tengo hinchado y con molestias. Si voy recto no me duele, pero en el partido cuando tenía que hacer fuerza al ir hacia el ancho me dolía. Lo que quiero es venir el domingo en condiciones y si no voy a estar con confianza, mejor no jugar”.

Por otra parte, los problemas de Altuna no afectan a Elezkano y Rezusta. La única idea que pasa por su mente es ganar. No queda otra. “Si ganamos estaremos dentro y si perdemos nos iremos a casa. Lo que está claro es que tenemos un partido muy duro el domingo. Hemos llegado con opciones y a ver si somos capaces de hacer un buen partido”, declaró el zaratamoztarra, que está ante una oportunidad de oro para entrar en su primera gran final: “A mí y a todos los pelotaris nos gusta este tipo de partidos. Es una buena señal que estemos jugando estos partidos tan importantes, porque significa que estás ahí”. Elezkano y Rezusta solo dependen de ellos mismos, no les afecta lo que ocurra mañana en el enfrentamiento entre Olaizola-Imaz y Ezkurdia-Zabaleta. Ganar o decir adiós.

etiquetas: pelota, parejas, altuna

Últimas Noticias Multimedia