Josetxo Ezkurra se reivindica en el Labrit

Remonte Gana con Barrenetxea IV y jugará la final del Torneo Casco Viejo

Sábado, 24 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- Josetxo Ezkurra dio un paso más en su ascendente trayectoria como profesional del remonte, al brillar con luz propia en un duelo de tú a tú contra un delantero contrastado como Uterga, salir victorioso del frontón Labrit de Pamplona y colarse en la final de Primera categoría del Torneo Casco Viejo (triunfo de Ezkurra II-Barrenetxea IV ante Uterga-Endika por 35-32). El resultado deja sentenciada la liguilla de semifinales, por lo que Uterga-Barrenetxea IV y Urriza-Ion se enfrentarán en la última jornada el próximo viernes 30 con los deberes hechos, en un preludio de la gran final del 6 de abril. En la categoría de Promoción, el triunfo de Eloy-Azpiroz ante Etxarri II-Barricart (35-23) deja también definida la final (los ganadores se medirán a Aldabe-Garcés). En este partido hubo superioridad manifiesta tanto de Azpiroz en la zaga como de Eloy en los cuadros delanteros.

El encuentro de Primera resultó un partidazo, con la mayoría de tantos acabados en jugadas, sin apenas errores y en el que Uterga y Endika demostraron su gran calidad en frontón corto para vender muy cara su derrota. No obstante, se encontraron enfrente a una pareja muy compenetrada, en la que destacó el buen momento de forma de Ezkurra II. El delantero de Doneztebe se encuentra con chispa en sus piernas y con mucho toque en su golpeo, a la altura hoy por hoy de los mejores, lo que, unido a su juego atrevido, le convierte en un remontista muy peligroso;y más aún si tiene a un compañero de primer nivel como el de ayer, el zaguero Barrenetxea IV. Fue un choque en el que Uterga-Endika siempre anduvieron a remolque, con pequeñas desventajas, pero sin perder nunca la cara al partido. La mayor diferencia fue justo al final, cinco tantos en el 29-34. Uterga y Endika aún metieron un poco de miedo (32-34), pero no llegaron a culminar su reacción.

un gran ambienteTras una semana de parón, el frontón Labrit de Pamplona acogió los partidos de nuevo con un bonito ambiente, que demuestra que la apuesta del remonte en las tardes de los viernes en la Bombonerade la capital navarra tiene su público. - D.N.