Pamplona apagará este sábado la luz de los principales edificios y monumentos en la hora del planeta

EP - Sábado, 24 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 12:20h

Fachada del Ayuntamiento en una campaña de 'La hora del planeta'.

Fachada del Ayuntamiento en una campaña de 'La hora del planeta'. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Fachada del Ayuntamiento en una campaña de 'La hora del planeta'.

PAMPLONA.- Este sábado, 24 de marzo, el Ayuntamiento de Pamplona apagará durante una hora las luces de los principales edificios y monumentos de la ciudad con motivo de la celebración de la hora del planeta.

En concreto, apagará las luces de la Casa Consistorial, la iluminación de las murallas, de los fosos de la Taconera y de la trasera de la catedral. Dejará en penumbra los puentes de San Pedro, Santa Engracia y Miluce, el faro de San Pedro, la fachada de Casa Gurbindo y una parte de los puentes del meandro de Aranzadi.

Además, no se verá la iluminación ornamental de las fachadas de distintos edificios de las calles Nueva, San Saturnino y Navarrería, ni las del hotel La Perla ni del Palacio de Guenduláin, y tampoco las de las iglesias de San Nicolás, San Cernin y San Lorenzo. Estará apagada la Estatua de los Fueros, en el paseo Sarasate, y el Monumento a los Caídos, en la plaza de la Libertad.

Por décimo año consecutivo, de 20.30 a 21.30 horas, el Ayuntamiento de Pamplona apagará la luz de los principales edificios y monumentos públicos para mostrar su apoyo a la acción contra el cambio climático. De esta manera, el Ayuntamiento se adhiere a la iniciativa 'La hora del planeta', que pretende recabar el compromiso de ciudades de todos los continentes con la naturaleza, el medio ambiente y la salud. El apagado de edificios y monumentos supondrá un ahorro total de 85 kWh, lo que equivale a 36,465 kg de CO2 evitados, ha destacado el Consistorio en una nota.

'La hora del planeta' (www.horadelplaneta.es) es una campaña del World Wide Fund For Nature (WWF) que comenzó en 2007 en Sidney, Australia, con el gesto simbólico de apagar la luz durante una hora como muestra de la lucha contra el cambio climático. Once años después, se ha convertido en la mayor iniciativa mundial en defensa del medio ambiente, y una llamada a movilizarse y a actuar de forma constructiva en defensa del planeta.

El pasado año participaron miles de ciudades de 187 países del mundo que apagaron más de 12.000 monumentos y edificios icónicos, uniendo a ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones para, entre todos 'cambiar el cambio climático'. Con este último lema se han promovido acciones directas para luchar contra el cambio climático y desarrollar iniciativas de conservación más allá de la acción climática, promoviendo estilos de vida sostenible, fomentando las energías renovables o luchando contra la pérdida de biodiversidad.


Últimas Noticias Multimedia