Xabi Jiménez | entrenador ayudante del bnc

“Me gustaría ser primer entrenador de Basket Navarra en el futuro”

Desde la temporada 2008/09 Xabi Jiménez ha sido entrenador ayudante del BNC en tres etapas diferentes, ahora ha superado los 150 partidos en la categoría LEB

Jon Aristu Iñaki Porto - Domingo, 1 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Xabi Jiménez, entrenador ayudante del BNC.

Xabi Jiménez, entrenador ayudante del BNC. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Xabi Jiménez, entrenador ayudante del BNC.

PAMPLONA.- Xabi Jiménez ha superado los 150 partidos como entrenador ayudante de Basket Navarra, lo que supone una cantidad ingente de trabajo en la sombra para que el equipo y el club salgan adelante. Desde la temporada 2008/2009 ha sido, durante tres diferentes etapas, el soporte de entrenadores como José María Urabayen (Guripa), Sergio Lamúa, Carlos Frade, Joaquín Prado y David Mangas. Jiménez celebra el centenar y medio de partidos en un momento en el que Basket Navarra se juega la clasificación para play off. Ha analizado su trayectoria en el club, la situación del equipo y el estado del baloncesto navarro.

Más de 150 partidos en LEB y siempre en el mismo club, Basket Navarra. ¿Qué significa para usted y qué valoración hace de estos años?

-Para mí es un orgullo por el crecimiento personal y un reconocimiento a la labor que realizo en el día a día. Lo más llamativo es cómo va evolucionando el baloncesto. Tú vienes aquí, van pasando los años, siguen llegando jugadores jóvenes y continúas aprendiendo. Vas cogiendo más bagaje y viene gente que es más floja y llama la atención. También está la evolución del juego hacia algo más físico y jugadores más polivalentes, por lo que hay que tener soluciones preparadas.

Todo este tiempo ha sido entrenador ayudante, ¿en qué consiste exactamente su trabajo?

-Es algo que depende mucho del entrenador principal con el que estés, pero, básicamente, en analizar los sistemas y jugadores del rival y examinar los nuestros. Cada entrenador te da más o menos pie en pista. Por ejemplo, con David Mangas, marco normas defensivas o cualquier corrección. El objetivo es que el primer entrenador esté lo más cómodo posible, quitándole horas de trabajo sucio para que él pueda centrarse en el suyo, que es dirigir al equipo.

¿Qué papel tiene dentro del club?

-Como Basket Navarra es un club familiar y llevo varios años, tengo voz y voto y hemos llegado a promover proyectos como la escuela de baloncesto, para niños de 6 a 10 años, junto con la Federación y este año los talleres, para gente un poco mayor. Mi objetivo es fomentar el baloncesto al máximo posible en Navarra y todo lo que podemos hacer desde el club, lo hacemos, para eso somos el club referente en la Comunidad.

Hace dos años la escuela, este año se suman los talleres, ¿el año que viene?

-Siempre hay que dar pasitos y ser ambiciosos. Hay muchas cosas pensadas, pero veremos si se pueden materializar o no. Siempre hay propuestas encima de la mesa, pero de proponerlas a llevarlas a cabo hay un proceso que tienen que pasar. Seguro que seguimos sacando adelante iniciativas de cara a fomentar el baloncesto en Navarra.

¿Cómo llegó a ser ayudante de Basket Navarra?

-Para muchos este deporte es un hobby, yo por una cosa o por otra estoy 24 horas al día pensando en baloncesto. Lo de ser entrenador es como una carrera de fondo, cada día te vas formando, vas mejorando, cada uno a su ritmo, pero creo que hay dos personas que son muy importantes en esto. Una es Germán Sola, que, desde la Federación, cuando entrenaba en categorías de formación, me dio la oportunidad de llevar selecciones navarras y otra es Javier Sobrino, que apostó por mí hace muchos años y me ha vuelto a llamar en diversas ocasiones. La realidad es que sin esas oportunidades no puedes llegar. Y luego, si te llaman cuatro o cinco veces, será que algo haces bien.

¿Se ha planteado ser primer entrenador en el futuro?

-Si alguien dice que no, estando en mi posición, mentiría. Lo que pasa es que esto son situaciones personales puntuales. Estoy muy cómodo como estoy, David Mangas es una persona excelente y creo que una de las claves para que un equipo funcione son los roles. Si tú tienes claro hasta dónde tienes que llegar, no hay problema. Pero claro que me gustaría, cómo no.

¿Ha tenido la oportunidad de serlo hasta el momento?

-En diez años, siempre hay oportunidades, pero son situaciones puntuales. Hay que ser consecuente con cómo eres como persona y tienes que tener claro el rol y, en mi caso, es apoyar al primero para que pueda trabajar.

Durante estos años ha trabajado con diferentes entrenadores. ¿Con qué se queda de cada uno de ellos?

-José María Urabayen, Guripa, es el entrenador más inteligente con el que he estado. Sergio Lamúa es el que más riesgos toma. Carlos Frade es organizado y tiene mucho ímpetu con los jugadores. Joaquín Prado es una biblioteca de baloncesto, tiene una capacidad de conocimiento impresionante y sabe estar. David Mangas es una persona de diez, a nivel humano es increíble.

¿Cuál ha sido su mejor experiencia?

-A estos niveles aprendes muchísimo a diario de los jugadores. Hay cinco o seis partidos semanales que ves para analizar aspectos tácticos y tienes que plantear soluciones a muchas situaciones. Para ello, la veteranía de jugadores como Iñaki Narros, Adrián García, Aramburu, cuando estaba por aquí, y muchos otros encuentran salidas que nosotros no veríamos. Por eso digo que aprendes mucho de lo que te enseñan los propios jugadores. De los dos que más he aprendido son Chema González, en su día, y Adrián Fuentes, el año pasado, porque tienes un entrenador en pista.

¿Y la peor?

-La peor experiencia fue el descenso de LEB Oro, a pesar de todo el trabajo que hicimos y de haber configurado la mejor plantilla que se ha hecho en este club. Es la vez que más he aprendido. Entonces quedó demostrado que el baloncesto no es solo tener jugadores, hay que ser un equipo y cuentan muchos más factores.

¿Qué valoración hace de la temporada hasta ahora?

-Hay que ir creciendo como equipo durante la temporada. Creo que hemos acertado con muchos de los fichajes. Tenemos veteranía con los jugadores jóvenes que han llegado y con el bloque navarro que da el 100% cada día. Esta fórmula por la que apostamos está funcionando, estamos jugando bien.

¿Cuál es el objetivo?

-Me parece que no estar en play offsería un fracaso, porque esta plantilla es una de las tres mejores de la categoría. Ahora viene cuando hay que demostrarlo. A mí me gustaría lograr el ascenso a LEB Oro, el objetivo entiendo que es hacerlo bien en play off. No meterse sería un fracaso, competir es el objetivo del club y yo creo que podemos ascender, sin problemas.

Desde su primer partido contra Huesca, hasta el último contra Baskonia, ¿en qué ha evolucionado el baloncesto?

-Yo creo que hace diez años era una apuesta de dos jugadores importantes por equipo, los roles estaban más definidos y un “cinco” dominante o un buen base te podía determinar la categoría. Ahora mismo, con jugadores más polivalentes, y al bajar el nivel económico de la liga LEB, se han igualado los perfiles de los jugadores, no tienes superestrellas. Esto lo bueno que tiene es que el trabajo que llevamos a cabo durante el año en la mejora de los jugadores te da mucho a final de temporada.

¿Cree que el baloncesto en nuestra comunidad tiene el suficiente seguimiento o tradición como para poder tener un equipo en la máxima categoría nacional?

-Por tradición y número de licencias sí que se podría hacer un proyecto, pero hay que mirar en equipos de ACB cuántos jugadores tienen de casa. Tenemos que fomentar el gen navarro competitivo, porque creo que es algo que tenemos y otras comunidades no, pero siempre tiene que haber un proyecto económico sólido que te permita traer ocho o diez jugadores de ese nivel.

En un proyecto como el de Basket Navarra se necesitan jugadores de casa e inversión. ¿Qué tiene más peso?

-Hay una parte esencial, y creo que en Basket Navarra se está consiguiendo, que es la identidad de club, un club sin identidad es un barco a la deriva. La identidad de Basket Navarra es apostar por gente de casa y vender que la gente se tire al suelo a por el balón. Cuando te hablo del gen navarro, me refiero a ese sacrificio que hace que la gente que viene al pabellón salga satisfecha porque los jugadores se están dejando el alma. Si pierdes esa identidad, que por suerte como navarros la tenemos en jugadores de aquí, te conviertes en una empresa, por eso la identidad de club es lo prioritario. Puedes acertar o no acertar en verano con los fichajes, pero sin esa base sólida Basket Navarra no sería Basket Navarra y yo no estaría aquí.

Es el director de la escuela, ha sido seleccionador de categorías inferiores, profesor del curso de entrenadores… ¿qué importancia le da a la formación?

-Toda. Si vienes aquí con jugadores profesionales que llevan jugando diez o quince años y no eres capaz de proponer soluciones, estás muerto. Primero porque el propio jugador, si no le ayudas, te borra del mapa y no existes en el día a día, tienes que aportarle soluciones para que él sea mejor y el equipo también. Yo siempre he compaginado el estar en un equipo profesional con la parte de formación, tanto en cursos como en categorías inferiores. Siempre he dicho que el entrenador de verdad es el que invierte su tiempo tres tardes a la semana y madruga el sábado para jugar con su equipo de chavales. Basket Navarra es la suerte de tener un equipo profesional en casa, pero el baloncesto es lo otro y los que tienen valor como entrenadores son ellos.

El baloncesto femenino tiene más peso que el masculino en Navarra, sin embargo, ¿por qué no hay un equipo profesional?

-En los últimos años se está trabajando bien en varios clubs y en la federación. Hay proyectos que son más que interesantes. Aun así, una cosa es el baloncesto formativo y otra el profesional. Nos tenemos que dar cuenta de que se puede jugar con jugadoras navarras, pero es muy difícil competir con equipos con dos fichajes.

las claves

bnc - Martorell

En busca del ‘play off’. Los navarros quieren clasificarse cuanto antes para la fase final de la competición. Si hoy logran la victoria, estarán matemáticamente dentro de play off.

2x1 para abonados. Basket Navarra ha lanzado la oferta ya que busca que sus aficionados le ayuden a lograr la victoria.

“El objetivo es competir en ‘play off’, pero creo que podemos ascender sin problemas”

“El entrenador de verdad es el que invierte tres tardes a la semana y madruga el sábado para jugar con sus chavales”

Más sobre Otros Deportes

ir a Otros Deportes »

Últimas Noticias Multimedia