La UE impide que dos ONG salven en el mar a inmigrantes

Las autoridades marítimas frenan el rescate por el buque ‘Aquarius’ de 100 personas que entregaron a Libia

Domingo, 1 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

libia- Las autoridades marítimas europeas impidieron ayer al buque humanitario Aquarius el rescate de un centenar de personas, que entregaron a guardacostas libios cuando el bote neumático se encontraba en aguas internacionales.

La embarcación, similar a las dos que el buque fletado por las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée rescataron el jueves y el viernes, fue avistada a primera hora de la mañana de ayer sin rumbo fijo a unas 25 millas de la costa libia.

El Aquarius fue autorizado de inmediato por la autoridad naval europea en Roma para dirigirse hacia el rescate, pero cuando se hallaba a menos de dos millas del bote se le ordenó parar porque la coordinación de la operación fue transferida a Libia. Tras dos horas de tensa espera, con los equipos de salvamento preparados y sin que apareciera la patrullera libia, el Aquarius logró que la autoridad local en Al Zwara le permitiera repartir chalecos salvavidas a las más de 120 personas que viajaban en el bote, que había salido de la misma localidad horas antes.

“los casos médicos”Además, autorizó al Aquarius a ocuparse de “los casos médicos”, un total de 38 personas, entre ellas varias mujeres embarazadas, doce niños menores de diez años y un bebé con una semana escasa de vida. “Lo que ha ocurrido hoy es muy triste, pero debemos verlo como una pequeña victoria. Hemos conseguido salvar niños y familias”, aseguró uno de los miembros de la tripulación escasas horas después. “Es una enorme pena, porque sabemos que esas personas que han quedado atrás y que han subido a la patrullera libia van a volver a un país del que huyen y en el que no se respetan los derechos humanos”, agregó. Ni la ONU ni otros organismos internacionales reconocen como puerto seguro Libia, un país sumido en el caos y la guerra civil desde que en 2011 la OTAN contribuyó militarmente en la victoria de los rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

En la actualidad el país tiene dos focos de poder: el llamado Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), reconocido por la comunidad internacional pese a no haber sido elegido en las urnas, en Trípoli, y el Parlamento de Tobrouk, electo en 2014, bajo el control del mariscal Jalifa Hafter. - Efe