Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“No quiero verme en la situación de dejar de dar medicamentos a mis hijos”

Amaia Sangalo, vecina de Biurrun, tiene dos hijos con discapacidad que necesitan medicación a diario

Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Amaia Sangola, en su casa con los medicamentos que diariamente usan ella y sus hijos.

Amaia Sangola, en su casa con los medicamentos que diariamente usan ella y sus hijos. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

Amaia Sangola, en su casa con los medicamentos que diariamente usan ella y sus hijos.

pamplona- Amaia Sangalo lleva dos meses recibiendo las ayudas al copago de medicamentos. Padece de fibromialgia y vive en Biurrun junto a su marido, su hija de 14 años y su hijo de 10, ambos con discapacidad. Los medicamentos son un elemento que forma parte de su día a día, por lo que acude asiduamente a una farmacia de Beriáin para comprar las medicinas de sus hijos y las suyas. “Hice bastante amistad con el farmacéutico y un día me avisó de que había estas ayudas, pero creía que no nos las darían. Él me insistió y me dijo que si no me las daban a mí, no se las daban a nadie. Así que la pedí a finales del año pasado”, recuerda.

Al tener fibromialgia (una dolencia que se caracteriza, entre otras cosas, por dolor muscular crónico, fatiga y cambios de estados de ánimo) Amaia, a sus 46 años, no puede trabajar, por lo que en su casa tan solo entra el sueldo de su marido, que es pintor. “A parte de mí, mis dos hijos tienen discapacidad. La mayor tiene disfasia mixta severa (trastorno del lenguaje) y el pequeño tiene un Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) por lo que el gasto en medicamentos es muy alto”, explica.

En su casa ha habido meses en los que el gasto en la farmacia ha sido de 350 euros y, tal y como recuerda, hubo una época en la que su marido también entró en paro y les era muy difícil salir adelante con tanto gasto. “Alguna vez el farmacéutico me ha dejado llevarme medicamentos sin pagar diciéndome que ya se lo devolveré cuando pueda. Otras veces hemos tenido que pedir ayuda a familiares”, apunta. Lo que no quiere “ni por asomo” es llegar a una situación en la que tenga que dejar de dar a sus hijos los fármacos que necesitan. “Sé que hay madres y padres que han dejado de dar medicinas a sus hijos porque no se lo pueden permitir y eso es a costa de perder calidad de vida”, señala.

Por ello, Amaia ve fundamental que se concedan este tipo de ayudas desde las instituciones públicas “a todo aquel que lo necesite”. “A nosotros por lo menos nos las han concedido, pero personas que vienen de fuera tienen muchos más problemas para ello”, destaca.

En su caso, recibe al trimestre alrededor de 200 euros en concepto de ayudas, una cantidad que considera óptima pese a que el dinero que emplean en medicamentos es bastante superior. “La situación de mis dos hijos es crónica, por lo que van a tener que tomar fármacos toda la vida. Eso sumado a una hipoteca o a otros gastos corrientes hace que tu objetivo sea llegar a fin de mes”, aclara Amaia. - Unai Yoldi

Más sobre Navarra

ir a Navarra »

Últimas Noticias Multimedia