Editorial de diario de noticias

Navarra, crece el empleo y baja el paro

Los datos de marzo confirman de nuevo la tendencia positiva de los últimos meses en el mercado de trabajo a un ritmo superior incluso que el crecimiento económico y a pesar de tener ya una de las tasas de desempleo más bajas del Estado

Miércoles, 4 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

de nuevo, los datos de la reducción del desempleo en Navarra el pasado mes de marzo son positivos, no sólo por la cifra de 178 parados menos en un mes como marzo de transición en el marcado laboral antes de llegar al periodo entre abril y junio de la mano de la industria agroalimentaria, sino porque ha vuelto a aumentar la cifra de nuevos afiliados a la Seguridad Social. Esto es, Navarra crea empleo más rápido que la media del Estado y en mayor medida también que otras comunidades limítrofes como La Rioja, Aragón o la CAV. Lo hace además con una tasa de paro sensiblemente inferior a la del Estado -casi 9 puntos menos- y pasando en un año de un crecimiento laboral del 2,5 al 3,7, igualmente por encima del ritmo de crecimiento de la propia economía navarra. Así, Navarra sigue consolidando una tendencia sólida y progresiva en la recuperación del mercado de trabajo. De hecho, en el índice interanual, las personas desocupadas en Navarra han descendido más de un 11%, con una tasa de paro del 10%, el mejor dato de la serie desde el año 2006, tanto en términos absolutos como relativos, y que le sitúa como la segunda comunidad del Estado en la que más ha bajado el paro en términos interanuales después de Galicia. Este nuevo descenso de paro confirma no solo el cambio de tendencia en la empleabilidad, sino que parece anunciar la entrada en otro ciclo económico al que, sin embargo, convendría poner matices. Porque hay datos que también invitan a la prudencia, como el hecho de que la reducción del paro entre las mujeres avanza de forma sensiblemente más lenta que entre los hombres. O que la temporalidad entre los nuevos contratos sigue siendo alta pese a que los empleos indefinidos han crecido en el último año. En todo caso, Navarra aún necesita crear nuevos puestos de trabajo y consolidar los creados limitando la precariedad y ofreciendo una estabilidad, laboral y económica imprescindible para que los buenos datos se traduzcan en regularización del mercado laboral, tanto en cantidad como en calidad. En definitiva, la economía y el empleo parecen confirmar que Navarra avanza en positivo, lo que vuelve a dejar en evidencia el discurso falso y destructivo que auguraba con el Gobierno de Barkos y el cambio político en Navarra una ruina y catástrofe que está muy lejos de ser real. Pero también que no es, ni mucho menos, suficiente, porque pese a los buenos ratios acumulados en los últimos meses y a ofrecer la menor tasa de paro del Estado, Navarra cuenta aún con 35.000 personas sin trabajo.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia