cartas al director

Impresiona Tierra Estella desde el aire . Mercado de producto local y ecológico

Sábado, 7 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El otro día, cuando seguía por la tele visión parte del Gran Premio Miguel Induráin, me encantó ver nuestra zona desde al aire, grabada desde el helicóptero. Esos campos ya verdes de primavera, el pantano de Alloz en todo su esplendor... una belleza que seguro que a más de uno le atrapó para venir a conocernos. Y un espectáculo como lo fue también la carrera, a pesar de que reconozco que en principio no me parecía buena idea prescindir de la subida a la basílica del Puy.

Enhorabuena a todos los que hacen posible esta carrera, empezando por el Club Ciclista Estella y siguiendo por todos los demás implicados, que son muchos. Hay veces que uno no es consciente de todo lo que hay que hacer para poder organizar año tras año un evento de esta naturaleza. ¡Por muchos años más!

C.P.M.

Me parece muy interesante la iniciativa del Ayuntamiento de poner en marcha en Lizarra un mercado de producto local y ecológico una vez al mes, los sábados por la mañana me parece que se estaba hablando. Muchas veces nos asustamos, yo la primera, de la diferencia que hay en el precio entre lo que cobra el agricultor y lo que luego pagamos en las tiendas los consumidores.

Sabía que se multiplicaba el precio varias veces y por eso he buscado en Internet para tener datos más reales y no hablar de oídas. El 1 de septiembre del año 2016 DIARIO DE NOTICIAS publicaba esta noticia en su sección de Economía: El precio de los alimentos sufre un aumento de hasta un 675% entre lo que paga el consumidor final y lo que percibe el agricultor, según la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), en la que se encuentra integrado el sindicato EHNE.

En la noticia se explicaba por ejemplo que en el caso de la berenjena (el más sangrante de todos los que se comentaban) se pagaban al agricultor veinte céntimos por un kilo, y luego ese mismo kilo se vendía en las tiendas por 1,55 (casi 8 veces más).

Es decir, el que más trabajo realiza se llevaba una pequeñísima parte del total. Creo que no es justo esto y por eso me parece tan acertada la decisión de que los propios productores puedan vender sus productos sin intermediarios que se queden la mayoría del pastel. Todo el mundo tiene derecho a ganar con su negocio pero con un reparto equilibrado.

Claro que lo que se venda en Estella serán productos ecológicos y por eso no serán baratos, pero al menos sí sabemos de dónde vienen y que son de calidad. Y el dinero y las ganancias se quedarán en la zona o muy cerca. Luego cada consumidor podrá decidir dónde le interesa más comprar.

María S.

Últimas Noticias Multimedia