Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los embalses navarros, a más del 92% de su capacidad

La lluvia de esta semana no causará el desborde de los ríos
También baja la cota de nieve, que frenará el deshielo, y puede llegar a los 700-800 metros

Unai Yoldi Hualde / Patxi Cascante - Martes, 10 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Vista panorámica del embalse de Yesa, que se encuentra al 90,6% de su capacidad total.

Vista panorámica del embalse de Yesa, que se encuentra al 90,6% de su capacidad total. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Vista panorámica del embalse de Yesa, que se encuentra al 90,6% de su capacidad total.En el centro de la imagen, el grupo de 42 ovejas que consiguieron salvar su vida al refugiarse de la riada en un islote cercano.Las ovejas se rescataron una vez que descendió el nivel y el caudal del río y fue posible acceder hasta ellas.

pamplona- La capacidad de los embalses navarros se encuentra prácticamente al completo después de las intensas lluvias de los últimos días que se han sumado al deshielo de la nieve acumulada en las zonas de montaña durante los meses de invierno. No obstante, los ríos, que el domingo entraron en alerta por desbordamientos, vuelven a su estado habitual y la lluvia que se espera durante esta semana no será tan abundante como para recobrar la situación de riesgo. Además, el deshielo, otra de las causas del aumento de los caudales, se verá frenado al bajar la cota de nieve, que ayer se situaba en los 1.000 metros pero que para mañana se espera que descienda a los 700-800.

Así, el embalse de Yesa registraba ayer por la tarde 404,8 hectómetros cúbicos (hm3) de agua, lo que supone que estaba al 90,6% de su volumen. Su capacidad se ha visto incrementada estos últimos días tras las intensas precipitaciones que cayeron el fin de semana, de manera que, el domingo a las seis de la tarde, Yesa registraba una capacidad de 99,8 hm3 y tan solo 18 horas después, a las doce de la mañana de ayer, su volumen superaba los 430 hm3. Por lo que se cuadriplicó la cantidad de agua que se almacena en Yesa. En cuanto al resto de embalses, Itoiz marcaba 401,7 hm3 (96,2% de su volumen total), Alloz 55,6 hm3 (83,7%), Eugui 18,4 hm3 (86,1%), Irabia 11,7 hm3 (84,4%) y Urdalur 5,1 hm3 (93,3%).

Por otra parte, los embalses de la Cuenca Hidrográfica del Ebro (CHE) marcan una capacidad del 75,9% con 5.797 hm3, tras aumentar la última semana un 0,9%, y también ha crecido con respecto al año pasado ya que, en la misma semana de 2017 la situación era de 5.674 hm3, con el 74,3% del total.

Además, la incertidumbre sobre las predicciones meteorológicas de los próximos días en cuanto a la intensidad de las precipitaciones impide a la CHE precisar qué cuencas y con qué magnitud de caudal se verán afectadas, sobre todo en otras comunidades de la CHE. De hecho, no descarta la posibilidad de que se genere una nueva crecida en el Ebro, de magnitud superior a la actual, que en Zaragoza alcanzará entre hoy y mañana un caudal próximo a los 1.200 m/s.

Según el pronóstico actual, de aquí al jueves podrían recogerse entre 50 y 100 litros por metro cuadrado en la mayor parte de la cuenca, especialmente en la franja norte, desde el Arga hasta el Segre, aunque la CHE apuntó que un factor clave son las temperaturas bajas que reducirán las escorrentías en todos los afluentes pirenaicos. No obstante, recomendó permanecer atentos a la evolución de las predicciones meteorológicas e hidrológicas a lo largo de la semana.

desciende el caudal de los ríosLa situación de los ríos navarros mejora y ya ayer por la tarde tan solo el Aragón en Yesa se encontraba en alerta y el Ebro en prealerta a su paso por Castejón y Tudela. Por lo demás, el caudal del río Arga en Pamplona recuperó la normalidad, después de que la crecida del fin de semana llevara a activar la alerta y cerrar algunas zonas aledañas al cauce. En concreto, el nivel que alcanzó el río el fin de semana superaba los dos metros de altura y registraba un caudal de 203,47 metros cúbicos por segundo (m3/s), mientras que ayer tan solo marcaba 1,16 metros y bajaba con un caudal de 43,14 m3/s.

De esta manera, ayer todo el entramado urbano se encontraba abierto al tráfico y en buenas condiciones. A su paso por Funes también dejó de estar en alerta al descender a 251,8 m3/s, la mitad de lo registrado el domingo. Lo mismo ocurrió con el Aragón a la altura de Caparroso, el Ebro a su paso por Castejón, que dejaron de estar en alerta.

Tan solo el Aragón en Yesa y el Ebro en Tudela tenían activada ayer la prealerta, al registrar un caudal de 1.410 m3/s y 3,33 metros de altura;y 377 m3/s y dos metros de altura, respectivamente. Ambos ríos presentaron un tendencia ascendente durante el día de ayer, aunque a última hora de la tarde se produjo un punto de inflexión y el volumen de agua de ambos ríos comenzó a disminuir.

Esta bajada se produjo debido a la laminación de los embalses de Yesa e Itoiz que redujeron sus caudales en 700 m/s, lo que evitó la inundación de algunas poblaciones del Aragón y también de muchas hectáreas de cultivo en el Ebro.

descenso de las temperaturasLas temperaturas en Navarra comenzaron ayer a descender y se prevé que lo sigan haciendo durante el día de hoy y el de mañana, tal y como informó el delegado de Aemet en la Comunidad Foral, Peio Oria. Además, en los Pirineos está activada la alerta naranja por nieve y se prevé que se puedan acumular hasta 20 centímetros por encima de los 1.000 metros. Para mañana miércoles, se espera que la cota descienda, que incluso puede llegar a los 800-700 metros en algunos puntos de Navarra.

“El descenso de la cota de nieve va a frenar el deshielo, de manera que esto ayuda a que no vaya a haber riesgo en los ríos”, apuntó Oria. Una de las causas principales por las que algunos ríos entraron en alerta por riesgo de desbordamiento fue precisamente que se sumaron las intensas precipitaciones al deshielo de la nieve acumulada durante los meses de invierno en las zonas de montaña.

Lo que tampoco se prevé que vaya a provocar una situación como la del pasado fin de semana es la lluvia, que se espera que se alargue hasta el próximo jueves de manera generalizada en toda la Comunidad Foral aunque con diferentes intensidades. El norte de Navarra, la vertiente cantábrica y los Pirineos serán las zonas en las que más precipitaciones se acumularán, llegando a ser abundantes, “aunque no a los niveles del fin de semana”, aclaró el delegado de Aemet, que matizó que “quizá se pueda producir alguna subida puntual del caudal de algún río”, pero no de manera significativa.

En cuanto a las temperaturas, para hoy se espera mínima de 2 grados y máxima de diez en Pamplona;en Estella mínima de 3 y máxima de 10;en Roncal mínima de 2 y máxima de 6;y en Tudela las temperaturas variarán entre 5 y 11 grados.

Más sobre Navarra

ir a Navarra »

Últimas Noticias Multimedia