cartas al director

A vueltas con los olores de la depuradora de Estella. Malas hierbas afloran por Estella-Lizarra

Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:50h

El peligro de los árboles secos

Somos conscientes de que esta primavera está lloviendo mucho y que esto tiene consecuencias. Las malas hierbas crecen más fuertes y con más abundancia pero no es normal que a estas alturas no se haya pasado las desbrozadoras por algunos jardines como el que hay en las escaleras entre la calle La Corte y la Mancomunidad donde las colza ha alcanzado un tamaño desorbitado. A quien corresponda le pedimos que tome medidas para que el barrio de Lizarra no aparezca dejado.

I.V.

Vecino del barrio de Lizarra

Salgo todos los días de Estella en dirección a Pamplona. Paso a diario por la depuradora del río Ega que hay hacia Noveleta y noto un mal olor permanente. Ya estoy acostumbrado pero cuando vengo en el coche con otra gente el mal olor da paso a una duda que tienes que deshacer. El mal olor es por la depuradora no he sido yo. No sé cuál es la razón por la que este ingenio de depuración huele tanto porque paso por otros sitios donde se depuran las aguas de otras localidades y este problema no existe. No sé si es una cuestión de cantidad de vertidos o el sistema utilizado es una mala solución o ambas cosas, el caso es que la entrada y salida de Estella siguen apestando y yo creo que ya va siendo hora de que este problema los solucionemos. Además de los coches que entramos y salimos yo creo que también los peregrinos lo padecen y es la primera impresión que se llevan de nuestra ciudad, así que habrá que hacer algo, digo yo.

J.L.L

Esta vez las riadas parece que se han pasado de largo y hemos tenido suerte porque desde hace tiempo se ven en las riberas del Ega ejemplares de árboles medio muertos que con las riadas acaban yendo al cauce del río. El otro día vi uno de ellos atascado en todo el puente del Azucarero. Era un árbol grande y seguro que impedía que parte del agua pudiera pasar. Entonces me puse en lo peor y me imaginé que todos esos árboles secos que he visto desde Arbeiza hasta Valdelobos entraran en el río y se quedaran acumulados en los puentes. Entonces no le quedaría más remedio al agua que saltar por fuera y hacia donde fuera. Yo creo que este problema se podría solucionar con un simple seguimiento y cortando los árboles secos que corren el riesgo de que se los lleve la corriente. Muy sencillo.

E.A