Mikel, Mikel, Mikel gurea

José Mª Muruzábal del Solar - Miércoles, 18 de Abril de 2018 - Actualizado a las 13:14h

Hace unos días publicó Diario de Noticias unas reflexiones mías acerca de un artículo, debido al autodenominado Ateneo Basilio Lacort, referente a la asistencia de Ediles de Pamplona al Voto de las Cinco Llagas. En el mismo artículo indicaba mi absoluta certeza de que próximamente iba a aparecer otro artículo, otra “perla” del mismo colectivo, cargando contra la visita del Ángel de Aralar. Tampoco es mérito la adivinación dado el historial de “quejas y agravios” que tiene la hoja de servicios de dichas personas. Y efectivamente, el 13 de abril, nuevo artículo titulado en este caso Vergonzoso comportamiento institucional. Digo “nuevo” artículo cuando realmente es el mismo artículo de siempre, con la ya famosa retahíla de pseudoargumentos habituales, el cansino y aburrido derribar, eliminar, dinamitar, quitar. He comentado en otras ocasiones, da lo mismo que hablen del Monumento a los Caídos de Pamplona, del Museo Carlista de Estella, de procesiones, de religión, siempre es lo mismo…¡el autodenominado Ateneo Basilio Lacort contra todo!

En este caso, la visita del Ángel, que por cierto lleva viniendo a Pamplona sobre mil años, la catalogan como “es la caída de la racionalidad en los bajos fondos de la superstición;La actitud de estos demócratas resulta patética;¿qué club de alucinaos dirigen este país?;que lo haga Asiron, involucrando en el acto al coro de una ikastola de la que él es profesor en excedencia y cante a un fetiche religioso, tritura los moldes del equilibrio mental;la presidente del gobierno foral, Uxue Barkos y tres de sus consejeras se pasan por el arco de su confesionalidad el acuerdo del Parlamento que rechazó la recuperación de dicha visita alada;Su comportamiento en este ámbito en nada se diferencia al gobierno de Sanz y de Barcina y en todo es calcomanía a la imagen de los ministros del PP en similares tareas tradicionales”. Y no sigo con lindezas e insultos similares por no aburrir al personal. Y lo más curioso, para partirse de risa, es que los culpables ahora no son ni UPN, ni la derechona, ni Barcina, ni los fachas que pueblan Navarra, ni los carlistas.

Los malos de esta película, para los miembros del autodenominado Ateneo Basilio Lacort, pseudointelectuales de esta extrema izquierda rancia, decimonónica y por lo que se ve escasamente democrática, son Bildu y Geroa Bai. ¡Vaya catálogo de lindezas, más bien insultos diría yo! Para estos señores, Asiron y Barkos resultan patéticos, “alucinaos”, son idénticos a Sanz, Barcina y los ministros del PP. Mi colega Ioseba, para estos “ilustres sabios navarros”, ha conseguido estar a la misma altura que Miguel Sanz, Yolanda Barcina y Mariano Rajoy. ¿Pero tú no eras de Bildu? Que digan eso de Uxue Barkos, que a fin de cuentas es representante de la derecha más antigua, clásica y tradicional, lo puedo entender, ¡pero de ti, Ioseba! Y no acaban ahí los “regalos” de Mikelarena, Bernad, Urtasun, Moreno, Aranaz y compañía;los niños de una ikastola privada cantando al Arcángel de Aralar en el Ayuntamiento de Pamplona ¡que escándalo! Pero lo explican bien, es problema del equilibrio mental de Ioseba Asirón. Jamás pensé tener que leer cosas similares en Diario de Noticias. Y todo ello por el gran delito de recibir en el Ayuntamiento a Mikel Gurea. Como decía en anterior artículo, cuidado Bildu, porque cualquier día esos “ilustres” cargan contra el recibimiento al Olentzero por irracional, por fetiche, por superstición o cualquier otra sandez que se les ocurra. ¡Pero qué tropa, Ioseba y Barkos!...¿No son vuestros “amigos” y vuestros apoyos para gobernar? Señores del autodenominado Ateneo Basilio Lacort, ¡evolucionen de una vez! Les repito que estamos en el siglo XXI, en la Navarra de las libertades, de la democracia, del progresismo. Van a acabar siendo más antiguos que la tos. Imagino también sus añoranzas por sistemas trasnochados y caducos que ya casi nadie apoya en el mundo occidental.

A ver si alguien de su entorno les habla de democracia y de libertades. Dicen uds. que Barkos “se pasa por el arco de su confesionalidad el acuerdo del Parlamento que rechazó la recuperación de dicha visita alada”. ¿Conocen qué es la división de poderes de las modernas democracias? Uxue Barkos es la presidente del ejecutivo navarro, mientras que las decisiones del legislativo serán las que sean. Lean sobre la libertad;a mí me parece maravilloso que el Ayuntamiento de Pamplona reciba a los Reyes Magos, al Olentzero o al Arcángel Miguel de Aralar. Me parece excelente que los niños de una ikastola privada canten, en vasco, a Mikel gurea, tanto como si lo hicieran los niños de un colegio público o de un centro privado de religiosos. Para algunos, todo esto tendrá sentido religioso, mientras que para otros muchos tiene sentido cultural, de la más tradicional etnografía de Navarra. Es así de sencillo ¡Qué no pasa nada! Como si el señor Alcalde de Pamplona recibe al líder de los budistas y hacen alguna pequeña ceremonia…¡pues bienvenida sea! Y luego, resultan cómicas esas obsesiones mentales que establecen uds. entre la derecha y la izquierda, algo que a mí me parece también decimonónico.

Seguramente una mayoría de miembros de Bildu, empezando por el señor Asirón, son extremadamente conservadores, hiperconservadores diría yo, en temas de tradiciones, de lengua, de identidad, y muchos asuntos sociales ¡No ven que orgulloso va el alcalde Asirón, acompañado de Abaurrea, Romeo, Gómez o Cabasés en las procesiones! Entiendan de una vez que son superconservadores en estos temas. Le aseguro a uds., que algunos concejales de UPN, si no tuvieran las indicaciones del partido, no acudirían a algunos de esos actos, porque son bastante menos conservadores que aquéllos. En pleno siglo XXI identificar derecha con conservadurismo e izquierda con progresismo es anacrónico y de autentica carcajada ¿De verdad que les parece progresista, algo digno de la izquierda de hoy, no recibir al Ángel de Aralar en el Ayuntamiento de Pamplona o en el palacio del Gobierno de Navarra? Resulta evidente que el nacionalismo es, en pleno siglo XXI, hiperconservador, por mucho que se disfrace de progre o izquierdista. El nacionalismo vasco de Navarra, por si no lo sabían, es muchísimo más conservador que las posturas ideológicas o sociales de UPN. Eso es lo que tienen, señores del autodenominado Ateneo Basilio Lacort ¡que esperaban de este famoso gobierno del Kambio en Nafarroa!…es lo que hay…

Últimas Noticias Multimedia