Quinta mujer que diseña el cartel de las fiestas de San Fermín

noticiasdenavarra.com - Miércoles, 16 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 12:32h

Adriana Eransus posa con su obra 'Pamplona ciudad de luces'.

Adriana Eransus posa con su obra 'Pamplona ciudad de luces'. (AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA)

Galería Noticia

Adriana Eransus posa con su obra 'Pamplona ciudad de luces'.

PAMPLONA. El cartel , obra de la pamplonesa Adriana Eransus Azpilicueta, anunciará los Sanfermines de 2018. Lo hace al ritmo del baile de los gigantes americanos en la Plaza del Castillo. Lo hace reivindicando Pamplona como una ciudad de luces, de diversidad y de armonía, con Toko-Toko y Braulia emulando ser los protagonistas de la oscarizada película ‘La la land’ bailando ‘City of stars’ en el centro de la ciudad. Este cartel, el número cinco, ha sido elegido con el 33,7% de los 6.511 votos emitidos. El cartel ha ganado con claridad frente a las otras siete propuestas: aglutina 2.200 votos, casi 900 más que el segundo más votado, ‘7’. Adriana Eransus Azpilicueta (Pamplona, 2 de julio de 1982) se convierte así en la quinta mujer que diseña el cartel de las fiestas de San Fermín. En 1974 lo firmaron juntos Francis Bartolozzi y Pedro Lozano de Sotés y en 2004 lo hicieron Marta Coronado y Mikel Urmeneta. El siguiente nombre de mujer como autora del cartel aparece en 2006: Cristina Calvo en solitario obtuvo el premio del Concurso Internacional de Carteles de San Fermín.

La elección de estos tres carteles fue resultado de un concurso. También por concurso, pero a través de votación popular, Elixabete Bordonaba obtenía en 2013 el 36% de los votos emitidos con un cartel que reflejaba el mapa de la ciudad. Así, Eransus es la segunda mujer en ganar un concurso por votación ciudadana. La autora marca además otros hitos: recupera los gigantes de la Comparsa para el cartel de fiestas tres décadas después de su última aparición, y dibuja el escenario de la Plaza del Castillo, olvidada desde hace un siglo. Adriana Eransus Azpilicueta (Pamplona, 1982) es diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad Pública de Navarra y técnica superior de Artes Plásticas y Diseño en Proyectos y Dirección de Obras de Decoración. En la actualidad, tiene una tienda en el Segundo Ensanche en la que confecciona y crea tocados y complementos a medida para clientas que buscan algo diferente en ese ámbito.

Reivindicar Pamplona

Tal y como cuenta la autora, este cartel quiere reivindicar que Pamplona “es una ciudad de luces, de diversidad y de armonía”. “Por el arraigo y por el amor incondicional que le tengo a mi tierra, Pamplona, he querido presentar un cartel limpio. Un cartel que denote la pureza y la limpieza de lo que vienen siendo nuestras fiestas de San Fermín y a las que últimamente se les ha maltratado hasta la saciedad manchando su nombre y creando unos prejuicios muy injustos. Pamplona es y será siempre una ciudad de luces”, explica. El escenario elegido es la Plaza del Castillo, tanto como por emblema como por escena para la ambientación del cartel de la película, con la farola carismática y el encanto de su ambiente, describe la autora. Los plasma con colores pastel para dar un matiz de limpieza y elegancia, “un matiz que inspire y nos transporte a la sensibilidad y a la belleza de nuestras fiestas”. No olvida el blanco y el rojo, en las prendas de los viandantes y de la pareja protagonistas. Y nadie mejor para bailar en el cartel que la pareja de gigantes americanos, apunta la autora, que hacen disfrutar tanto a mayores como a niños. “Son ellos, Toko-Toko y Braulia, los que dan fuerza al cartel, la vez que una nota de simpatía con sus gestos risueños”, comenta. Con este cartel, la autora quiere además rendir homenaje a Mariscal y buscar un espacio en la estética de los carteles antiguos de los Sanfermines, “huyendo de las estéticas más convencionales usadas estos últimos años”.


Últimas Noticias Multimedia