Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El defecto de forma: falta una orden de detención

Este fallo en el formulario, basado en el caso Bob-Dogi, podría favorecer tanto a Puigdemont como a Ponsatí

Jueves, 17 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La resolución belga deja en entredicho a la Justicia española, al Tribunal Supremo y, en concreto, al juez Pablo Llarena.

La resolución belga deja en entredicho a la Justicia española, al Tribunal Supremo y, en concreto, al juez Pablo Llarena. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • La resolución belga deja en entredicho a la Justicia española, al Tribunal Supremo y, en concreto, al juez Pablo Llarena.

pamplona- Lo tuvo fácil el juez belga. No solo porque la defensa de los tres exconsellers alertara sobre la incorrección en las formas de la euroorden, sino que la propia fiscalía de Bélgica también defendió que no se podía tramitar. El magistrado estuvo de acuerdo igualmente y rechazó la extradición. Según el abogado de los exconsellers, Jaume Alonso Cuevillas, la Justicia española actuó con “precipitación”, ejerciendo una deficiente tramitación de la causa que hay en España y de las órdenes cursadas. “No se pueden estirar de esta forma los tipos penales” dijo, y alertó que el mismo error detectado por Bélgica puede extenderse al resto de euroordenes, las de Carles Puigdemont en Alemania, y Clara Ponsatí en Escocia.

El tribunal belga consideró incompatibles la orden nacional de detención con la euroorden emitida. La misma fiscalía belga ya advirtió, en un escrito del 12 de abril, al Tribunal Supremo español que había dificultades. Por un lado decía que “no se menciona ninguna orden nacional en la euroorden”;y por otro que “el texto de la euroorden es muy distinto del de las órdenes nacionales, en realidad no son compatibles en absoluto”. Así de clara fue la fiscalía belga, y la respuesta del juez español no le satisfizo, con lo cual Bélgica rechazó la extradición.

La jurisprudencia a la que acudieron los abogados de los exconsellers atañe al caso Bob-Dogi, que establece que toda euroorden debe ir acompañada de una orden nacional de detención previa, lo que en este caso no se ha cumplido. Cuevillas precisó que la primera euroorden, la emitida por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, sí que era correcta en las formas. Pero, que cuando el juez del Supremo Pablo Llarena, decidió retirarla también decayó la orden nacional que la acompañaba. “Al cursar la segunda euroorden, la basa en un auto de procesamiento, pero no emite una orden de detención interna, nacional, que sea la base sobre la cual se ampare la euroorden”. Cuestión de forma. Un error que propició el definitivo rechazo de la extradición.

reacción del ministroEl ministro de Justicia, Rafael Catalá, respeta la decisión belga pero dijo que los tribunales españoles estudian cómo subsanar el error “de forma”. - I.S.M.

Herramientas de Contenido