Mesa de Redacción

Desastre generalizado

Por Joseba Santamaria - Miércoles, 23 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

No tengo claro cuando se empezó a joder todo en el Estado, pero es evidente que la cosa está cada día más jodida. Ya conocemos los nuevos casos aisladosde corrupción de esta semana. El exministro y exportavoz del Gobierno de Aznar Eduardo Zaplana, detenido junto a varias personas -entre ellas, dos sobrinos del exdirector de la Policía Juan Cotino- por blanqueo de capitales y delito fiscal. Y la mano derecha de Montoro en el Ministerio de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, imputado y citado a declarar por malversación y cohecho. La lista de personas del PP implicadas en casos de corrupción es tan larga que ya no sorprende que ni siquiera sorprenda que cada semana se sumen nuevos nombres. Y como cortina de humo el discurso ultra de Ciudadanos, una mezcla peligrosa -por mucho que se intente blanquear desde los grandes medios de Madrid- del viejo falangismo de tintes fascista de Primo de Rivera y del populismo xenófobo de Lerroux, dos agentes claves en el terrible desenlace del golpe de Estado contra la República de 1936. Y el bucle permanente en que se ha instalado Catalunya en la crisis política e institucional del Estado, acrecentado por la desastrosa designación de Torra como nuevo president y el inmovilismo de Rajoy, sometido a la presión política y mediática que pide guerracontra Catalunya en lugar de diálogo con Catalunya. Un contexto en el que a Sánchez y a Iglesias ni siquiera se les espera. Siempre he pensado que todo Estado democrático serio debe contar en sus estructuras más profundas de áreas y personas encargadas de evitar que la decadencia de su sistema político degenere en un Estado fallido, pero visto como está todo ahora tengo dudas incluso de que esas personas y estructuras existan en una España en la que se ha impuesto el todo vale. Afortunadamente, sin ser un remanso de paz y por mucho que UPN, PP y PSN se esfuercen por agitar el ruido de cuanto peor, mejor, Navarra disfruta de una estabilidad institucional, una normalidad social y una mejora socioeconómica que le sitúa por ahora al margen de ese desastre político generalizado.

Últimas Noticias Multimedia