El Gobierno del PP ya prometió en 2015 a Volkswagen Navarra ayudas similares a las que ahora anuncia

La fábrica apenas ha recibido desde entonces una mínima parte de los apoyos que fueron comprometidos
Para 2018, los Presupuestos Generales incluirán una mayor partida en formación

Juan Ángel Monreal / Javier Bergasa - Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Alfredo Morales (UGT) y Eugenio Duque (CCOO), en una rueda de prensa ayer.

Alfredo Morales (UGT) y Eugenio Duque (CCOO), en una rueda de prensa ayer. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Alfredo Morales (UGT) y Eugenio Duque (CCOO), en una rueda de prensa ayer.

“Falta escribir la letra pequeña sobre cómo vamos a contratar a 800 personas” - “Se ha dicho cuánto, pero no el cómo: falta conocer cómo se sustancia el acuerdo”

pamplona- El Gobierno del Partido Popular ya prometió hace más de dos años a Volkswagen Navarra ayudas similares a las que ahora ha anunciado a través de UPN. Fue en el transcurso de las negociaciones que se mantuvieron antes de adjudicar el segundo modelo a la fábrica de Landaben y fuentes conocedoras de las conversaciones señalan que estas nunca se ejecutaron, a pesar de que la planta ha acometido millonarias inversiones tanto para el lanzamiento del Polo A07 como del T-Cross, el todocamino urbano que comenzará a ser ensamblado a finales de este año.

A estos encuentros, que comenzaron en noviembre de 2015, acudieron representantes de los principales sindicatos de la planta (UGT y CCOO), así como directivos de la multinacional alemana y representantes del entonces Ministerio de Industria, que desapareció al siguiente verano. Las competencias fueron asumidas por el nuevo Ministerio de Economía, Industria y Competividad, en una decisión criticada por distintos expertos al mostrar la escasa importancia que desde el Ejecutivo central se daba al desarrollo industrial. Volkswagen trasladó entonces la conveniencia de recibir ayudas por unas inversiones que iban a rondar los 1.000 millones de euros. Ya entonces estuvo sobre la mesa la necesidad de rejuvenecer la plantilla de Volkswagen Navarra, donde un 70% de los trabajadores supera los 45 años y donde está previsto que alrededor de 750 personas cumplan 60 años en el próximo lustro. En las conversaciones se prometieron entonces unas ayudas que superaban los 90 millones de euros, de las que, según las mismas fuentes apenas se habría hecho efectivo un 10%.

En este contexto, UPN anunció el martes que había pactado con el Partido Popular unas ayudas de 80 millones de euros a la planta -la cantidad más o menos que quedaría por tanto de hacerse efectiva- centradas en mejorar la formación de la plantilla y en su rejuvenecimiento. No serían los únicos objetivos. Según explicaba ayer Europa Press,que aseguraba haber tenido acceso al documento firmado, el resto el resto de líneas de apoyo “irán destinadas a la consecución de objetivos estratégicos que aseguren la sostenibilidad de la compañía”, en conceptos tales como innovación o competitividad.

formación dual A la falta de concreción de las ayudas se une la necesidad de un desarrollo legislativo que no puede ser exclusivo para Volkswagen Navarra. Ante ello, el Gobierno de Navarra, a través de su portavoz, María Solana, saludaba las inversiones, pero solicitaba cautela, debido a que “falta conocer buena parte de cómo se van a sustanciar finalmente esos acuerdos” alcanzados. “Sí me gustaría dejar claro que el Gobierno de Navarra saluda todas aquellas partidas que vengan a ser destinadas a cuestiones relativas a la Comunidad Foral, del tipo que sean”, dijo. Asimismo señaló que sobre las prejubilaciones “se dice cuánto pero no se dice cómo”. “El Gobierno de Navarra lleva mucho tiempo trabajando tanto con el Gobierno del Estado como con la empresa a sabiendas de que esta cuestión está encima de la mesa, conscientes todos de que va a llegar un momento en que hay que solucionar pero con una complicación que es la complejidad que entraña la solución legal al problema que se le suscita a Volkswagen Navarra”, expuso.

Fuentes del comité de empresa explicaban que las ayudas podrían incrustarse en los planes diseñados para el fomento del empleo juvenil, algo que sería coherente con el anuncio hecho el mismo martes por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien explicaba que los Presupuestos Generales del Estado en 2018 incrementan los recursos destinados a las políticas activas de empleo hasta 5.794 millones de euros así como los de formación profesional para el empleo, que alcanzan 2.414 millones, a los que se suman otros 500 específicamente para los jóvenes.

En este sentido, Báñez calificó de “apuesta histórica” el impulso que en estos Presupuestos se da a la Formación Profesional Dual para la inserción laboral de los jóvenes, a través del Bono de Formación Garantía Juvenil asociado a una ayuda de 430 euros mensuales, durante 18 meses. Si además el contrato se convierte en indefinido, los empresarios podrán bonificarse en las cuotas de 250 euros al mes durante 3 años, mediante el Bono Conversión Indefinidos. “Por primera vez en España, mediante el contrato de formación y aprendizaje, los jóvenes podrán trabajar y formarse al mismo tiempo”, recalcó la ministra Báñez.

En esta misma línea se pronunciaban ayer los representantes de UGT y CCOO en Volkswagen Navarra. Así, Alfredo Morales, presidente del comité de empresa consideró que “la única manera de corregir la pirámide de población es que por cada trabajador que salga por esta modalidad entre un joven para que nos ayude a tener un futuro más próspero en nuestra empresa”.

“Volkswagen Navarra tiene que tener esa responsabilidad para con la sociedad navarra y ser sensibles en un apartado tan importante como es el empleo”, reivindicó el presidente del comité, que incidió en que “todo esto ahora lo tenemos que transcribir en un acuerdo y en posibilidades de poder ejecutarlo, en planes concretos”, que la dirección debe materializar.