La limpieza del lago de Sarriguren se hará en junio

El estanque, de 10.000 m2, abastace el riego de una parte de las zonas verdes del municipio

Laura Garde Patxi Cascante - Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

SARRIGUREN- El Ayuntamiento del Valle de Egüés llevará a cabo la limpieza del lago de Sarriguren en junio. Una vez al año, los servicios técnicos se encargan de vaciarlo con el objetivo de ponerlo a punto para el verano y comprobar, sobre todo, el buen estado de sus bombas: “El agua de riego de una parte de las zonas verdes de Sarriguren llega desde el río Arga y sale del lago, donde pasa antes por un sistema de tratamiento para adecuarla a su función”, explica Mikel Etxarte, concejal delegado de Medio Ambiente. “Aunque aún no tenemos fecha exacta, la realizaremos en junio. El verano es la época del año en la que el riego es más necesaria”, añade.

Este estanque tiene una capacidad de 10.000 metros cuadrados -es el mayor de la Comarca de Pamplona-, y en su mantenimiento participa también el Guarderío Forestal de Navarra, encargado de las especies que habitan en él: “Casi el cien por cien de las especies que se han encontrado al vaciarlo son especies exóticas invasoras que echan los vecinos”, explica Etxarte. Así, además de carpines y carpas, han descubiertos lucios, black bass o galápagos de Florida, todos sacrificados tras su rescate: “Guarderío Forestal viene con una cisterna, donde se lleva a todos los animales. El black bass, por ejemplo, es un depredador y los galápagos de Florida son más agresivos que las tortugas autóctonas, por lo que las desplaza. Por eso son sacrificados”. Esta acción de la ciudadanía, “más dañina que beneficiosa” para la biodiversidad, ha intentado ser frenada por el Consistorio a través de un comunicado.

Uno de los proyectos que al Ayuntamiento le gustaría materializar “sin ser posible” es “llenar” el lago de especies autóctonas: “Lo consultamos con Guarderío Forestal, ellos serían los encargados de traerlas. No podemos hacerlo porque, además del problema de las especies invasoras, solo cuentan con una cisterna y para hacer la limpieza anual tendríamos que separar ambos géneros”.

Para Etxarte, el valor de este espacio reside en su función de riego: “Es un estanque urbano, está poco naturalizado. Los patos, por ejemplo, pasan parte del día aquí porque les dan de comer, pero a criar van a las orillas del río”.

Últimas Noticias Multimedia