Fractura entre la orden del volatín y el ayuntamiento

El balance por separado de las Jornadas de la Verdura 2018 evidencia la tensión

El Consistorio ve necesario un “replanteamiento” profundo de estas fiestas

Nieves Arigita - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Rueda de prensa de la Orden del Volatín para presentar las XXIV Jornadas de exaltación y fiestas de la verdura.

Rueda de prensa de la Orden del Volatín para presentar las XXIV Jornadas de exaltación y fiestas de la verdura. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Rueda de prensa de la Orden del Volatín para presentar las XXIV Jornadas de exaltación y fiestas de la verdura.

tudela- La convocatoria de dos ruedas de prensa, una del Ayuntamiento ayer y otra de La Orden del Volatín hoy, para hacer balance, por separado, de las últimas Jornadas y Fiestas de Exaltación de la Verdura ha evidenciado, ya sin tapujos, la distancia existente entre el Consistorio y la entidad, cuyos representantes, como desveló la edil de Comercio Sofía Pardo, “no han acudido a todas las reuniones a las que se les ha citado” ni han invitado al Ayuntamiento de Tudela a un reciente encuentro que mantuvieron con otros consistorios riberos, aseguró.

Ambas circunstancias, enmarcadas en lo que Pardo consideró como una profunda necesidad de “reflexionar hacia dónde van las Fiestas de la Verdura”, no ocultan las buenas cifras que, al menos según los datos de la Oficina de Turismo, arroja la última edición de este evento, que atrajo a un total de 3.022 visitantes (un 7,47% más que el año pasado) e hizo colgar el cartel de completo en hoteles y restaurantes durante el fin de semana del 28 de abril.

Sin embargo, el gesto de ambos organizadores sentándose por separado y en días diferentes a valorar las cifras (cada uno aportará las suyas) destapó ayer una clara fractura que Sofía Pardo negó tibiamente al inicio de su intervención ante la prensa al asegurar que “ni yo tengo distancia con nadie, ni la tiene Alcaldía ni Secretaría;hemos acompañado a La Orden en todo, aún restándolo de nuestro tiempo personal. Les hemos tendido la mano en todas las reuniones, pero su respuesta ha sido a veces positiva y a veces, no”.

“vender humo” Las primeras declaraciones sobre la posible distancia entre unos y otros fueron haciéndose cada vez más crudas hasta que la edil de Comercio terminó por recordar que “el Ayuntamiento es el que hace un esfuerzo económico muy fuerte y rema en la dirección de todo el mundo poniendo las infraestructuras para los conciertos, la carpa, cediendo el salón de plenos, a la Policía Municipal... Ellos -en referencia a La Orden del Volatín- se limitan a hacer sus actos en la carpa y el capítulo general”, afirmó. En este sentido, reiteró la necesidad de replantear las jornadas para “no vender humo y ofrecer calidad real”, dijo, llamando a la reflexión de todos los implicados en estas fiestas.

“Es solo un ejemplo, pero no vale vender la marca verdura de Tudela para que venga gente y luego darles alcachofas de Murcia”. En esta “reflexión” incluyó la posiblidad de cambiar el formato temporal de las jornadas, “no reconcentrando tanto todos los actos sino espaciándolos más a lo largo del año”, consideró. Además, incidió en el compromiso del Ayuntamiento de Tudela con todos los grupos, colectivos, comercios y peñas que colaboran con el programa de las Verduras, a los que consideró el auténtico alma del programa.

méndez de vigo no ayuda Para para rematar el desencuentro, la concejala se refirió a la visita del ministro de Educación y Cultura (y portavoz del Gobierno central) Iñigo Méndez de Vigo, nombrado este año Caballero de Honor por La Orden del Volatín. Sobre el impacto de su presencia en Tudela en los medios de comunicación, la concejala de Comercio certificó que “hemos buscado por todo la repercusión de su estancia, pero no la hubo, no hemos encontrado nada relacionado con Tudela y nuestra verdura, solo salió unos segundos hablando de las pensiones”. En cuanto a otras valoraciones, Pardo añadió que “mi opinión como concejala es que la imagen de las Fuerzas de Seguridad desplegadas por todo el Casco Viejo no fue adecuada para el turismo de Tudela, no le favoreció en nada”.

Más sobre Tudela y Ribera

ir a Tudela y Ribera »