Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Alberto UndianoÁrbitro navarro de Primera

Undiano: “Con el VAR, los errores manifiestos de los árbitros van a pasar a la historia”

Alberto Undiano Mallenco (Pamplona, 1973) arbitró en el Mundial de Sudáfrica de 2010 y, ocho años después, disfrutará del de Rusia, el del VAR, por la televisión

Javier Leoné - Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los navarros Alberto Undiano Mallenco (árbitro) y Fermín Martínez Ibáñez (juez de línea) piden calma al seleccionador eslovaco durante un partido del Mundial de Sudáfrica de 2010.

Los navarros Alberto Undiano Mallenco (árbitro) y Fermín Martínez Ibáñez (juez de línea) piden calma al seleccionador eslovaco durante un partido del Mundial de Sudáfrica de 2010. (EFE)

Galería Noticia

Los navarros Alberto Undiano Mallenco (árbitro) y Fermín Martínez Ibáñez (juez de línea) piden calma al seleccionador eslovaco durante un partido del Mundial de Sudáfrica de 2010.

Pamplona- Son legión los jugadores que aseguran que disputar un Mundial es la máxima aspiración para cualquier futbolista. ¿Ocurre lo mismo con los árbitros?

-Por supuesto. De niño ves los Mundiales por televisión cada cuatro años y, aunque de pequeño te imaginas participando en uno como jugador, cuando empiezas a dirigir partidos te fijas más en los árbitros y, de repente, como me ocurrió a mí, un día te ves en medio de todo eso y no te lo puedes creer.

Además, a diferencia de lo que ocurre con los jugadores, que van 23 por país, en el caso de los árbitros solo va uno. ¿Le da esto más mérito?

-Ha habido alguna excepción en la que han ido dos árbitros de un mismo país, pero lo normal es que solo vaya uno, por lo que es muy complicado. En España, actualmente hay cerca de 40.000 árbitros y es muy difícil estar en un Mundial, pero con trabajo y una pizca de suerte a veces los sueños se cumplen.

Habla de usted mismo, que hace ocho años estuvo en Sudáfrica.

-Fue una experiencia maravillosa, tanto a nivel humano como deportivo. Seguro que cuando deje de arbitrar será uno de los recuerdos más bonito e importante que tenga. Ese primer partido en el Mundial fue un sueño que se hacía realidad. Además, el de Sudáfrica siempre lo voy a recordar como el Mundial que ganó España, el único, de momento, aunque ojalá que en el futuro consiga muchos más.

Lo malo es que, al ser España la selección ganadora, usted no pudo optar a dirigir la final.

-Es la pregunta que siempre me hacen los periodistas: ¿Qué prefieres, que llegue tu país a la final o arbitrarla tú? Pero son cosas diferentes. Cuando uno llega al Mundial va con la intención de que le salgan bien las cosas y arbitrar un número de partidos, pero en mi caso puedo asegurar que, cuando veía los partidos de España, estaba a muerte con el equipo. Quería que España jugara esa final y la ganara porque eso iba a ser bueno para el fútbol español: para los jugadores, para los equipos, para los árbitros… Para todos. Con aquel título, se revalorizó mucho. Yo estuve en ese Mundial, arbitré tres partidos, lo hice lo mejor posible y hablar de cosas hipotéticas no sirve de nada y nunca le he dado vueltas. España ganó en Sudáfrica y eso quedará para la historia.

Al margen de dirigir partidos de la competición, ¿qué hizo en aquel Mundial?

-Los árbitros estuvimos en Pretoria, que está más o menos a una hora de la capital, Johannesburgo. Nos alojamos en un hotel a las afueras, muy aislados, para estar tranquilos. No había nada alrededor, pero teníamos la posibilidad de ir a ver otros partidos o acudir en autobús al centro de la ciudad para hacer alguna compra. Sin embargo, tengo que decir que estuvimos muy bien porque el pueblo sudafricano es muy amable e hicieron todo lo posible para que estuviéramos cómodos. Además de la experiencia deportiva, nos llevamos grandísimos recuerdos.

Además, fue el primer Mundial de la historia que se disputó en suelo africano.

-Así es. Creo que la idea de FIFA era la de extender el fútbol por un continente donde los países cada vez van adquiriendo más nivel futbolístico y la prueba es que en todas las ligas de Europa hay grandísimos jugadores africanos. El Mundial también contribuyó a que Sudáfrica tuviera una inyección económica y, a nivel de estadios, por ejemplo, el fútbol se desarrollara de una manera más potente.

Dirigió tres partidos. ¿Cómo los recuerda?

-Del primero me acuerdo que, cuando salía con el balón hacía el centro del campo antes del inicio, no me creía que estaba a punto de pitar un partido del Mundial. Después de haber visto tantos desde que era pequeño, se me hacía raro verme de repente ahí en medio. Luego, una vez que comienza el encuentro, estás a lo que estás y no piensas en si es un Mundial o un amistoso. Recuerdo que el primer partido que arbitré en Sudáfrica fue entre Alemania y Serbia (se disputó el 18 de junio de 2010, con victoria balcánica por 0-1) y luego hice uno entre Costa de Marfil y Corea del Sur (el 25 de abril, con triunfo africano por 3-0), ambos correspondientes a la fase de grupos. Después, en octavos me tocó un Holanda-Eslovaquia (el 28 de junio, con victoria orange por 2-1). Fueron tres partidos en los que intenté hacerlo lo mejor posible y la verdad es que fue muy bonito poder estar allí.

¿Pudo ver la final entre España y Holanda en Sudáfrica?

-La verdad es que no. Al estar descartado para la final, regresé a Pamplona y llegué justo a tiempo para el Chupinazo (risas).

Hablemos ahora del Mundial de Rusia. Por lo que le toca como árbitro, ¿qué opina del VAR?

-Está claro que este Mundial va a pasar a la historia por ser la primera gran competición en la que se utiliza el VAR. Aunque ya habido alguna prueba en Mundiales sub-20 y Mundiales de clubes, ésta va a ser la gran prueba de fuego y estoy totalmente convencido de que va a ser un éxito. FIFA lleva trabajando con el grupo que va a estar en el Mundial desde hace tiempo para que todo salga lo mejor posible, están los mejores árbitros, los mejores especialistas en VAR de todo el mundo, han llevado a gente que ya ha trabajado con este sistema en algunas ligas y están los mejores operadores de televisión. Creo que es un sistema que va a ayudar mucho a que se puedan resolver bien las jugadas y estoy convencido de que va a ser un éxito. Estoy convencido de que la mayoría de las decisiones que van a tomar los árbitros van a tener un porcentaje tan alto de acierto que las intervenciones del VAR esperemos que sean las mínimas, aunque es una ventaja que va a evitar esos errores que se han podido producir en el pasado y que van a hacer que, si el porcentaje de acierto de los árbitros no llega al 100%, estará muy cerca.

Lo que sí que va a hacer falta es una labor muy didáctica...

-Sí y, de hecho, FIFA ha explicado a todas las selecciones cómo funciona el VAR. Por ejemplo, el otro día lo hizo con los jugadores españoles Carlos Velasco Carballo y algunos periodistas tuvieron en su día la oportunidad de participar en una jornada de puertas abiertas. Va a ser importante que todo el mundo, incluidos los aficionados, sepan en qué tipo de jugadas va a intervenir el VAR y cómo va a funcionar, pero estoy convencido de que va a ser un éxito y que, de aquí a unos meses, estaremos tan acostumbrados a esto que lo veremos como una parte más del fútbol y no nos acordaremos qué era arbitrar sin VAR en el fútbol profesional. Es una especie de red que va a permitir que, si el árbitro se cae por un fallo en el campo, no se pegue un golpetazo. Va a servir para evitar esos errores claros y manifiestos y, en el fútbol de hoy en día, va a ser casi imposible que un jugador meta un gol con la mano y no se vea, o que se sancione como penalti una falta que se ha producido fuera del área. Esos errores manifiestos van a pasar a la historia en el fútbol profesional.

Imagine que es Velasco Carballo y le toca dar la charla sobre el VAR a la selección española. ¿Cómo lo haría?

-A los jugadores se les explicó claramente cuáles son los casos de intervención, que van a ser mínimos. Es importante que la gente no se piense que esto va a ser para que detengamos el juego en cualquier tipo de jugada opinable. Los cuatro casos son muy claros: para jugadas de penalti, para jugadas de roja directa, para revisar que el gol se haya marcado correctamente y para posibles errores de identificación a la hora de mostrar una tarjeta. El límite de intervención va a ser muy alto. Es interesante que los jugadores sepan que el partido se va a parar durante un minuto o un minuto y medio aproximadamente, o dos en una situación más complicada. Eso lo tienen que tener muy en cuenta a la hora de no perder la concentración, aunque creo que están preparados porque en Italia y Alemania ya ha habido VAR esta temporada.

Con el VAR, ¿sigue siendo el árbitro la máxima autoridad?

-Por supuesto. La última decisión la toma siempre el árbitro.

Velasco Carballo definió el VAR como “un seguro de accidentes que no deseamos utilizar”. ¿Está de acuerdo?

-Es la definición perfecta. Yo digo que es una red;otros, un paracaídas que permite que el golpe no sea tan fuerte;y también coincido con lo que dijo Colina hace poco: “Esperemos que este Mundial sea recordado por el porcentaje alto de toma de decisiones correctas por parte de los árbitros sin la necesidad del VAR”.

Hay estudios que cifran la media de intervención del VAR en una vez cada tres partidos. ¿Puede ser?

-Tal vez. Chequeos silenciosos hay un montón, porque hay muchas situaciones que se van chequeando, pero, como la decisión del árbitro es correcta o soportable, al final no hace falta recurrir al VAR. La media puede estar por ahí, pero depende de muchas cosas. Seguro que va a haber partidos en los que no se va a utilizar, pero igual en los primeros se recurre a él en dos o tres ocasiones. Nunca se sabe. La estadística es caprichosa.

En un ejercicio didáctico, analicemos jugadas del pasado. ¿Se podría haber recurrido al VAR para revisar si la patada del holandés De Jong a Xabi Alonso en la final del Mundial de Sudáfrica era merecedora de tarjeta roja?

-Como árbitro no puedo hablar de jugadas específicas, pero ya he respondido antes. Hay cuatro supuestos claros de intervención del VAR y uno de ellos es el de la tarjeta roja directa, pero nunca en el caso de segundas amarillas. También en jugadas de gol, de penalti y de error de identificación. Ahora solo queda que el espectador o el lector se acuerde de lo que pasó y lo analice, pero yo no lo voy a hacer por respeto a mis compañeros de profesión.

Así que a preguntas sobre el codazo de Tassotti a Luis Enrique en Estados Unidos’94 y del gol de Maradona con la mano en México’86 responderá lo mismo.

-Exacto.

¿Qué le parece la destitución de Lopetegui como seleccionador?

-Los árbitros tenemos que estar un poco al margen de todo esto y tampoco quiero hacer ninguna declaración al respecto. Lo único que quiero es que la selección haga el mejor papel posible, que llegue a la final, como hace ocho años, y que la vuelva a ganar.

Y que se hable poco de los árbitros.

-Ojalá, y estoy totalmente convencido de que va a ser así.

Últimas Noticias Multimedia