Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
vecino de mutilva, natural de tierra estella

Condenado un varón de 72 años por acosar a una amiga para salir con ella

La Audiencia confirma una pena de 6 meses de prisión tras hostigarla por teléfono y en el trabajo

Enrique Conde - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Una persona consulta una aplicación en ‘su smartphone’.

Una persona consulta una aplicación en su ‘smartphone’. (Archivo)

Galería Noticia

Una persona consulta una aplicación en ‘su smartphone’.

pamplona- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha confirmado una condena de seis meses de prisión a un varón de 72 años, natural de Tierra Estella y vecino de Mutilva, Juan Antonio S.D., por un delito de acoso cometido sobre una conocida, con la que coincidía en un grupo de apoyo psicológico de familiares de una asociación que lucha contra el alcohol. La Audiencia ratifica así la condena impuesta por la juez de lo Penal número 1 de Pamplona, que también condenaba al acusado a indemnizar con 600 euros a la víctima, a una orden de alejamiento de 200 metros y a la prohibición de comunicarse con ella. El procesado recurrió la sentencia pero la Audiencia no le da la razón y confirma lo probado en primera instancia.

De esta forma, el fallo dice que el acusado comenzó a telefonear insistentemente a la mujer “en principio con la excusa de los temas que se trataban en el colectivo. En noviembre de 2015 el acusado le propuso quedar en una cafetería de la Comarca de Pamplona, a lo que ella accedió creyendo que quería hablar sobre su familiar enfermo, pero el acusado le planteó que quería tener una relación con ella y esta se negó”. Pese a ello, el procesado no cejó en el acoso telefónico, la llamaba incluso tres veces al día y comenzó a acudir al lugar de trabajo de la mujer para imponer su presencia”.

La víctima comenzó a angustiarse con la conducta del procesado y empezó a modificar sus hábitos de vida, incluso su comportamiento en la asociación. De dichos cambios se percató otra compañera del colectivo, que le pidió al acusado que la dejara tranquila, a lo que este alegó que “no manda en los sentimientos”. Así, siguió llamándola y acudiendo a su trabajo, lo que causó que ella dejara de responderle, faltara al grupo de apoyo y se alejara de su puesto de trabajo.

LE bloqueó en el TELÉFONOLuego, el 9 de agosto de 2016, el acusado le remitió un SMS en el que le decía falsamente que había tenido un accidente con un tractor, que le iban a cortar una pierna y le iban a poner una prótesis. Lo hizo con la única intención de que ella le prestara atención y consiguiera una relación sentimental. Al comprobar la falsedad del mensaje, la mujer bloqueó telefónicamente al acusado y los miembros del grupo de apoyo decidieron echarle del mismo.

El 30 de mayo de 2017, tras haber sufrido una avería en el teléfono, la mujer desconfiguró el bloqueo telefónico sobre el acusado y cuando este la llamó, llegó a descolgar, para cortar la comunicación en cuanto reconoció quién era. Los jueces observan como clave del delito de acoso que la situación originada por el acusado “causó temor a la mujer, llegando a alterar su vida ordinaria, modificando sus hábitos y su atención en el trabajo y provocándole miedo incluso de salir sola. La Audiencia considera, al igual que la juez de lo Penal, que la conducta del acusado fue reiterada e insistente y que la denunciante no ofreció ninguna duda de su credibilidad ni en la denuncia ni en el juicio.

etiquetas: navarra, tribunales, acoso

Más sobre Navarra

ir a Navarra »

Últimas Noticias Multimedia