Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El ‘nuevo’ PP se decide sin un claro favorito y con miedo a la ruptura

Los inscritos deciden hoy los dos nombres que se enfrentarán en la segunda ronda por el liderazgo

Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Santamaría y Casado se saludan en el Congreso, con Cospedal en su escaño.

Santamaría y Casado se saludan en el Congreso, con Cospedal en su escaño. (EFE)

Galería Noticia

Santamaría y Casado se saludan en el Congreso, con Cospedal en su escaño.

“Si yo gano, nadie pierde y van a tener sitio todos. Lo imporante es que el PP salga más fuerte” “El proceso ha sido muy intenso, pero también bonito. Ahora los afiliados deben votar en libertad” “Os ofrezco orgullo y valores del PP, victoria y unidad porque aquí nadie sobra” “El PP morirá por inanición si los militantes optan por las dos viudas y el hijo adoptivo” “Los medios llevan demasiado tiempo diciendo al PP lo que tiene que hacer” “Yo soy el único que garantiza la renovación del partido y que dará más poder a la militancia”

pamplona- Los principales candidatos al liderazgo del Partido Popular cerraron ayer su campaña electoral repitiendo el mismo discurso que les llevó a esta carrera y convencidos de que tienen posibilidades de pasar la primera ronda.

En este caso no solo puede quedar uno, quedarán dos de los seis candidatos a presidir el nuevo PP. En la votación de hoy, los 66.706 afiliados que se incribieron decidirán los dos nombres que se enfrentarán en la segunda ronda. Los tres candidatos con más posibilidades, Pablo Casado, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, se ven ganadoras en este proceso inédito, en el que la mayoría de los dirigentes admiten que el resultado puede ser imprevisible. Entre los tres, no hay ningún favorito. Los afiliados pueden escoger también entre otros tres aspirantes: José Ramón García Hernández, José Manuel García Margallo y Elio Cabanes. La incertidumbre sobre el resultado es absoluta. Todo dependerá de hasta dónde llega el control de los aparatos sobre los afiliados que se han inscrito.

Pese a que los candidatos han recorrido el Estado de sede en sede en busca de apoyos, las primarias del PP no se han aprovechado para impulsar ningún proyecto político de futuro. Más allá de defender las esencias del partido, el PP del futuro permanece sin destapar. Un futuro que se presenta con el miedo a la ruptura del partido tras unas primarias llenas de enfrentamientos.

Soraya Sáenz de Santamaría cerró ayer la jornada acompañada por el exministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, el presidente del PP Vasco, Alfonso Alonso, y el de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, entre otros dirigentes populares. Santamaría cierra así una campaña que ha vivido “intensa”, de “dormir poco y vivir mucho”, que le hace llegar “con muy buenas vibraciones” a la primera vuelta del proceso. La candidata se comprometió a “integrar con generosidad” si vence en el proceso de primarias del partido, algo que no duda en que será así ya que su campaña “en positivo” le ha permitido “no dejar agujeros” con respecto a sus compañeros, con los que confía “estar todos a una” a partir del 21 de julio para trabajar con “lealtad” de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2019.

todos coincidenEn su último día, mantuvo el eje central de su discurso y apuntó a la “unanimidad” con que las encuestas la sitúan como la mejor aspirante para batirse con Pedro Sánchez en unas futuras elecciones. Cerró su periplo “animada” sobre sus posibilidades a hacerse con el liderazgo del PP. Del mismo modo que lo hizo Pablo Casado, el más joven de la candidatura se ve claro vencedor en el día de hoy. El que fuera calificado por Cospedal como el sucesor del expresidente Aznar, se reivindicó una vez más como el cambio más visible frente a sus principales adversarias. Tal y como lo hizo Santamaría, Casado reclamó la “libertad en el voto” y pidió que “no haya presiones” en la jornada electoral que decide al nuevo presidente del PP.

Otra de las ideas más repetidas en las campañas la reiteró de nuevo el vicesecretario de Comunicación del partido y defendió que es él quien mejor representa la unidad e integración del PP, dejando entrever que una victoria de Santamaría o de Cospedal supondría dejar fuera al otro bloque. Casado llega al final de esta primera parte sin el respaldo visible de dirigentes autonómicos, pero contando con el aval de cargos intermedios y con la esperanza de muchos de dar la sopresa y ganarse a los incritos más jóvenes que buscan un cambio dentro del PP.

Su campaña ha sido una de las más intensas y organizada al detalle. En ella ha mostrado la guerra abierta que mantiene en estas primarias con María Dolores de Cospedal, otra de las tres candidaturas favoritas.

“Os ofrezco orgullo, valores del PP y victoria”. Con esta promesa cerró Cospedal su candidatura y prometió de nuevo que promoverá la cohesión interna, porque “sin un partido fuerte y unido” el PP no puede ganar elecciones. Al igual que Santamaría, Cospedal ha destacado en varias ocasiones el valor de su condición de mujer como futuro del PP. Y en un tono emotivo, Cospedal aseguró que lo que le ha pasado le ha conducido aquí.

los olvidadosLa campaña se ha centrado en tres nombres: Casado, Santamaría y Cospedal. El resto de candidatos han quedado relevados a un segund plano. José Manuel García Margallo ha sido el más crítico con sus adversarios y advirtió ayer de que el PP puede morir “de inanición” si ganan este proceso alguna de las “dos viudas” o el “hijo adoptivo”, en alusión a Cospedal, Santamaría y Casado.

Un total de 1.096 sedes del PP repartidas por todo el Estado albergarán mañana la votación de los candidatos al liderazgo del partido y de los compromisarios para el congreso extraordinario del 20 y 21 de julio. En cada una de esas sedes, que estarán abiertas desde las nueve de la mañana hasta las ocho y media de la tarde, tiene que haber dos urnas de cartón, una para votar a uno de los seis candidatos a la Presidencia y la otra para elegir a los compromisarios que representarán a los afiliados de cada territorio en el cónclave de dentro de quince días.

Tras el cierre de las mesas, las sedes deberán contar los votos y comunicarlos a los gerentes provinciales, que son quienes tienen que informar de los resultados a la Comisión Organizadora del Congreso. Entre quienes votan están también los propios candidatos, y lo harán en las sedes en las que están afiliados. Así, Cospedal votará en Albacete;Santamaría y Casado, en Madrid;Margallo, en Jávea;García Hernández, en Ávila;y Cabanes, en La Font de la Figuera. - D.N.

Elecciones

los periodistas, fuera de la sede

Futuro presidente del partido. El Comité Organizador del Congreso del Partido Popular ha prohibido a los medios de comunicación entrar y salir libremente de cualquiera de las sedes donde se votará al futuro presidente del partido. Para elegir a su candidato, los afiliados inscritos en el censo tendrán que escogerlos hoy en una votación secreta en urna de cartón. Las sedes abrirán sus puertas a las 9.30 horas y se cerrarán a las 20.30. Por su parte, los medios de comunicación interesados en cubrir esta jornada sin precedentes tan solo tendrán acceso a las delegaciones cuando alguno de los seis aspirantes a suceder a Mariano Rajoy ejerza su derecho a voto.