UPN ve el “inicio del fin” de un experimento “nocivo”

El PSN lamenta la actitud de Asiron y su apuesta por un Gobierno nacionalista en minoría

Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los socialistas Maite Esporrín y Eduardo Vall charlan con Enrique Maya.

Los socialistas Maite Esporrín y Eduardo Vall charlan con Enrique Maya. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Los socialistas Maite Esporrín y Eduardo Vall charlan con Enrique Maya.

“Pamplona tiene un Gobierno única y exclusivamente nacionalista vasco”

pamplona- El portavoz de UPN en el Ayuntamiento Enrique Maya consideró ayer que “la crisis en el cuatripartito es el inicio del fin de un experimento terriblemente nocivo para Pamplona. El tiempo nos ha dado la razón” sostiene el regionalista en un comunicado tras la decisión del alcalde de expulsar del equipo de Gobierno a Aranzadi e I-E.

Maya subraya que en estos tres años de triste legislatura para Pamplona han visto “cómo el único proyecto común de las cuatro formaciones era echar a UPN de la alcaldía” y “cuando tu único proyecto es ir contra la mitad de los ciudadanos y sólo eres capaz de lograr acuerdos con tejemanejes de despacho y mercadeando con las partidas presupuestarias para saciar los egos de cada sigla política, lo lógico es acabar explotando”.

Tras indicar que “lo ocurrido no es ninguna sorpresa, porque los cuatro partidos estaban deseando romper, por pura estrategia política y sin preocuparles para nada la gobernabilidad y el futuro de Pamplona”, remarcó que “a partir de hoy, Pamplona tiene un gobierno única y exclusivamente nacionalista vasco, aunque los resultados de su política no pueden ser más radicales que los vividos hasta ahora con la total complicidad de I-E y Aranzadi”. Para Maya, “cada día que pasa, Asiron se encuentra más aislado y atrincherado en las posiciones ideológicas de Sortu, impuestas por Perales y Abaurrea”, y dijo que como EH Bildu y Geroa Bai tiene los mismos concejales que UPN, tiene que “abandonar sus políticas identitarias y de confrontación”.

Para el grupo municipal socialista, lo sucedido demuestra la “incapacidad” del alcalde, que ha colocado al Ayuntamiento de Pamplona en una situación de crisis institucional, así como su apuesta por un gobierno nacionalista en minoría.

La decisión de cesar a los concejales de Aranzadi e I-E de sus responsabilidades de gobierno, demuestra, según los socialistas, su “incapacidad de liderazgo y su falta de talante siquiera para mantener la unidad de criterio de la mitad de la corporación municipal. Quedan de esta forma expuestas con toda claridad sus deficientes formas y nula empatía para generar los consensos que la política municipal requiere”, señalan en un comunicado. Frente a todo ello, el PSN reafirma su “compromiso institucional con Pamplona y su ciudadanía así como su apuesta por las políticas sociales y progresistas en clave de integración y consenso frente al proyecto identitario, clientelar y minoritario que representan Asiron y su equipo”. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia