Issósceles Atelier abre sus puertas

La libertad creativa se desata en Barañáin

La idea de ‘maker space’, un lugar dedicado al desarrollo de la imaginación con herramientas, llega a Barañáin de la mano de Issósceles Atelier

Iosu Enguita Quiles | Iban Aguinaga - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Alain Bernard posa en su establecimiento, Issósceles Atelier, con dos de sus taladros y con una impresora 3D.

Alain Bernard posa en su establecimiento, Issósceles Atelier, con dos de sus taladros y con una impresora 3D. (IBAN AGUINAGA)

Galería Noticia

Alain Bernard posa en su establecimiento, Issósceles Atelier, con dos de sus taladros y con una impresora 3D.

“Se necesita de un lugar donde poder dar rienda suelta a la creación con materiales”

Barañáin- Issósceles Atelier abre sus puertas. Este local, situado en la avenida Eulza en Barañáin, despega con la intención de otorgar un espacio único para todo aquel que se considere amante de las manualidades, del bricolaje o simplemente desee desatar su imaginación. El local podrá ser alquilado para realizar proyectos propios y a su vez se impartirán clases que permitan la introducción en estas artes.

“Es un espacio dedicado al autoaprendizaje, la fabricación y el desarrollo de la creatividad”, comenta Alain Bernard, propietario y precursor de este innovador espacio en la Comarca de Pamplona. “En muchas ocasiones, una persona tiene la disponibilidad y los medios, pero le falta un lugar donde poder crear o dejar fluir su imaginación. Y ahí entra Issósceles”, concreta.

La nueva empresa ofrece, a todo aquel que necesite un sitio donde poder crear sus objetos o “trastear” con las herramientas, un lugar idóneo. A pesar de que aún no se ha oficializado, se podrá alquilar por horas. Los cursos se impartirán a partir de agosto y en ellos, personas de todas las edades que estén interesadas en el mundo de la carpintería o el diseño gráfico pueden aprender de la mano de Alain Bernard. Éste invita a que, por ejemplo, aquellos niños creativos que quieran expresarse dispongan de un sitio donde hacerlo.

La primera clase será gratuita y a partir de ahí todo el mundo tendrá la oportunidad, pagando, de poder crear con distintos materiales en cada uno de los proyectos diseñados. “El curso comenzará siendo un aprendizaje sobre cómo y de dónde vienen todos los materiales y herramientas para después dar paso a la parte práctica de los mismos. A la hora de trabajar con diseño gráfico, se ofrecerán programas informáticos accesibles para todos desde su casa”, dice Bernard.

“Llevaba bastante tiempo queriendo hacer este proyecto, la idea viene de EEUU y de Canadá. Estos espacios se llaman maker space y en ellos se dispone de herramientas y recursos para todo aquel que los necesite”, comenta. En comparación a los negocios similares de EEUU, donde únicamente se dedican al alquiler de espacios y material, en Issósceles Atelier la novedad se halla en las clases que Alain Bernard impartirá con el fin de mostrar a todos los interesados las posibilidades de este “mundillo”. En Issósceles Atelier se trabaja con muchos materiales distintos: desde madera hasta metal pasando por metacrilato, cuero o cristal.

“En la Comarca de Pamplona no hay un lugar donde poder acceder a este tipo de ayuda o herramientas, si no es comprándolas”. Por ello Issósceles Atelier parece ser el lugar adecuado. Las personas amantes del bricolaje pueden convertir este establecimiento en su nuevo hogar.

El diseño gráfico se trabajará con el objetivo de desarrollar la marca personal de cada uno, la personal branding.“La idea es dejar que cada uno se cree su marca personal y la utilice en todos sus objetos. La clave es diferenciarte de los demás siendo original”, añade.

lúdico y seguroAlain Bernard pretende que el espacio que ha creado sea lúdico y didáctico, pero ante todo seguro. La importancia que le otorga a la seguridad es máxima y todo aquel que visite su estudio para trabajar estará, ante todo, siendo vigilado y guiado para no sufrir ningún percance. Por ejemplo, los materiales considerados peligrosos están salvaguardados para que solo él pueda usarlos o permitir su uso.

Este negocio acaba de despegar y busca la mayor repercusión entre el público. Aunque aún le queda mucho trabajo por hacer, por ahora, Issósceles Atelier no se expondrá al público hasta dentro de dos meses. Durante este tiempo, Bernard dedicará todos los esfuerzos a la publicidad. Dispone de cuentas en redes sociales como Facebook e Instagram y a su vez la página web se encuentra en proceso de creación. La necesidad de darse a conocer es obvia en este terreno empresarial como es el maker space, pues un negocio de este calibre nunca ha sido expuesto en la Comarca de Pamplona y no sabe como reaccionará el público.

Tras la inauguración, el 17 de junio, el establecimiento se encuentra equipado con todo tipo de herramientas, como los taladros expuestos junto a la entrada, que casi todos provienen de la “cosecha propia” de Alain Bernard. O las impresoras 3D, capaces de imprimir todo tipo de objetos con tan solo crear un diseño.

Alain Bernard, quien realizó estudios en educación social y actividades físico-deportivas, ha basado su proyecto de negocio en su hobby, el bricolaje y el diseño gráfico. Desde pequeño comenzó con las manualidades, a los 13 años se compró su primer taladro, y con los años se convirtió en un experto autodidacta gracias a la práctica del ensayo-error y a cursos a los que asistió, como carpintería o diseño gráfico. Eso mismo es lo que pretende transmitir a sus alumnos: “La intención es que el público se convierta en autodidacta y progrese conforme vaya realizando los distintos proyectos que les he preparado o simplemente que desarrollen aquellos que tienen en la imaginación”.

Últimas Noticias Multimedia