Una ‘jaula’ electrificada

Cuatro y medio de San Fermín altuna III y bengoetxea VI, dos delanteros de alto voltaje, se juegan la txapela en el labrit (12.00 horas, ‘ETB1’)

Jon Viedma Carrera Iñaki Porto - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jokin Altuna golpea la pelota de zurda ante Oinatz Bengoetxea en la final del Cuatro y Medio de 2016.

Jokin Altuna golpea la pelota de zurda ante Oinatz Bengoetxea en la final del Cuatro y Medio de 2016.

Galería Noticia

Jokin Altuna golpea la pelota de zurda ante Oinatz Bengoetxea en la final del Cuatro y Medio de 2016.

PAMPLONA- 24 horas después del comienzo de los Sanfermines 2018, Jokin Altuna y Oinatz Bengoetxea se encierran en una jaula que volverá al frontón Labrit de Pamplona tras disputar las fases previas lejos de la capital navarra. Dos de los delanteros con más voltaje en sus brazos, dotados con una técnica en el remate exquisita y llenos de picardía, se batirán por la txapela del Cuatro y Medio de San Fermín.

El amezketarra buscará redimirse de su derrota del año pasado contra Olaizola II, que ganó 22-18 privándole de la lana. El reciente campeón del Manomanista, que lucirá por primera vez en Pamplona la camiseta colorada, ha apeado del campeonato a Erik Jaka -que se retiró por lesión con 6-2 en el marcador- y a Joseba Ezkurdia, al que venció en Barañáin por un ajustado 22-20. El de Aspe está viviendo un gran momento de juego y comienza aquí su verano más largo, ya que se ha convertido en el principal reclamo por parte de las localidades para las ferias estivales.

Por su parte, Oinatz Bengoetxea, cuyo juego se ha resentido en las últimas fechas por una fascitis plantar que lleva arrastrando varios meses, ha llegado al día de hoy desde los octavos de final, eliminando en el camino a Laso (por 22-18), Urrutikoetxea (por 22-16) y Olaizola II (por 22-18). El navarro, repescado para el torneo de parejas por la lesión de última hora de Mikel Urrutikoetxea, parece haber dado carpetazo al bajón que coincidió con el inicio de su lesión y ha vuelto a su nivel en este torneo.

Ambos pelotaris reeditarán la final del Cuatro y Medio de 2016, un partido de alta tensión en el que Bengoetxea VI se llevó el triunfo por un ajustado 22-21. En esa final disputada, y nunca mejor dicho, en el Ogueta de Vitoria, los dos cuajaron un gran encuentro. El navarro se llegó a poner 18-13 en el marcador, pero Altuna III le dio la vuelta hasta el 18-19. Finalmente, una paradita al txoko acercó a Oinatz a la lana.

Los dos son pelotaris rápidos, de piernas y de brazo, que arman muy rápido su juego de aire y que prometen un partido vistoso para un público que, como siempre, ha respondido y ha agotado las entradas para este primer partido de la feria sanferminera (también para otras muchas funciones que va a albergar estos días el frontón Labrit). Dos delanteros eléctricos encerrados en una jaula. Se tendrán que proteger los que hayan adquirido asientos de cancha, porque pueden saltar chispas. Pura electricidad.

Últimas Noticias Multimedia