Chupinazo inclusivo

María Olóriz Landa - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Este año 2018, el Chupinazo lanzado a las doce desde el balcón de la Casa Consistorial de Pamplona ha sido especialmente bonito y emocionante. En este momento de proyección internacional, Ibai y Leire, dos jóvenes veinteañeros con discapacidad, lo han lanzado, dando comienzo a las 204 horas de fiesta y visibilizando su característica y diferencia a toda la sociedad.

Desde 1901 han sido personas vinculadas a la política las encargadas de lanzarlo.

En los últimos años de la primera década del siglo XXI, el Ayuntamiento cede el privilegio honrando de esta manera a personas, entidades y organizaciones por su aportación a la ciudad, a la cultura y a la sociedad.

Así pues, en esta ocasión la ciudadanía de Pamplona ha votado por la alternativa de la inclusión social, por la alternativa de visibilizar y dignificar a personas con diferencias, que son parte integrante de nuestra sociedad.

La sociedad en su conjunto y la Educación en particular han recorrido un largo camino para la inclusión de todos y todas en ambas. Desde aquellos modelos segregadores de inicios del siglo XX, después con la Ley de Integración Social del Minusválido (LISMI) en 1982 y el posterior Real Decreto 696/1995 de Ordenación de la Educación de los alumnos con necesidades educativas especiales, se ha ido avanzando por una sociedad y escuela inclusiva.

Hoy Pamplona, con Ibai y Leire han mostrado y puesto en valor la diversidad de la ciudadanía y su necesaria normalización e inclusión en un ámbito importante de la sociedad como son las fiestas.

Muchas personas, sus familias, colectivos y agentes socioeducativos, familias de personas con discapacidad, etcétera nos hemos emocionado este 6 de julio de 2018, con el momento, por su significatividad y por su proyección mundial. Entre ellas, profesionales de la docencia y de la orientación educativa, que precisamente en estos días nos encontramos en pleno proceso selectivo.

Ha sido un hermoso, emocionante y motivador Chupinazo.

Gracias a Ibai y a Leire, a Motxila 21, al Ayuntamiento y a la sociedad en su conjunto. Poco a poco y entre todos y todas vamos avanzando hacia una sociedad que conoce, respeta y pone en valor, como en el acto de hoy, su diversidad. Grandes Ibai y Leire, grande el Ayuntamiento y grandes los Sanfermines inclusivos 2018.

Últimas Noticias Multimedia