Lerín rechaza la petición de UPN de revisar el reparto de comunales de 2017

La petición “carece de fundamento”, según el Pleno, y Ochoa lamenta las “afirmaciones falsas”

Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Azcoiti (i) y Ochoa (d), durante una sesión del pleno.

Azcoiti (i) y Ochoa (d), durante una sesión del pleno. (J.A.)

Galería Noticia

Azcoiti (i) y Ochoa (d), durante una sesión del pleno.

LERÍN- El Pleno del Ayuntamiento de Lerín inadmitió la pasada semana la petición de UPN de revisar de oficio el reparto de parcelas comunales del año 2017, ya que consideró que “carece manifiestamente de fundamento” y “no concurre ninguna de las causas de nulidad del acuerdo”, basándose en la ley y en resoluciones del TAN.

El grupo municipal regionalista lleva pidiendo desde el pasado mes de marzo la reprobación de la alcaldesa, Consuelo Ochoa (PDL), por adjudicar parcelas “en contra del criterio de ley” ya que, considera, Ochoa “forma parte de la misma unidad familiar que una persona que ya disfrutaba de comunales” -legalmente corresponde una parcela por unidad familiar-. “La alcaldesa no está ahí para defender el comunal sino su comunal”, añade UPN.

Consuelo Ochoa respondió que las afirmaciones de UPN “son falsas y están manipuladas para perjudicar deliberadamente la gestión que llevamos en el Ayuntamiento de Lerín y, en concreto, para atacarme a mí políticamente”.

La alcaldesa quiso destacar además que las parcelas comunales son de 22 robadas por persona (alrededor de dos hectáreas) y que actualmente el rendimiento que ofrecen no llega a los 200 euros anuales.

Las acusaciones de UPN se basan en un pleno de octubre de 2017, en el que el Ayuntamiento aprobó el disfrute de parcelas comunales a varios vecinos de Lerín (entre ellos, a la alcaldesa). El motivo era que la lista de 2016, elaborada por personal administrativo del propio Ayuntamiento, “discriminaba”, según el equipo de Gobierno, a algunos vecinos al considerar que su residencia habitual no era Lerín, a pesar de estar empadronados allí.

“Nosotros defendimos los derechos de estos vecinos a los que querían discriminar”, afirmó Ochoa. “Ya que, según una resolución del TAN, el padrón tiene carácter de documento público y constituye prueba de residencia en el municipio”.

Esta lista anterior se redactó “sin comprobar” los datos y “ni tan siquiera salir de la oficina”, según la primera edil. Así, el equipo de Gobierno de Lerín aprobó una nueva lista, atendiendo únicamente a criterios de empadronamiento y morosidad.

La primera edil subrayó que ella está “empadronada en Lerín”, constituyendo “una unidad familiar propia”, y que sus parcelas se le adjudicaron “durante tres sorteos, incluido en el que UPN Lerín ostentaba la alcaldía y tenía mayoría de concejales”. Añadió que se trata de una actuación “despreciable” para con los vecinos “perjudicados por las maniobras políticas” de los regionalistas.

Como se recordará, las acusaciones de UPN surgieron pocos días después de que el Ayuntamiento lerinés reprobara y solicitara la renuncia del concejal regionalista Marcelino Azcoiti, por gestiones “de regularidad dudosa” en su etapa como alcalde. - Julen Azcona

Últimas Noticias Multimedia