La Meca elaboró un informe con los pros y contras de las cuatro opciones para trasladar el ferial

Los fosos de la Ciudadela se presentan como la mejor alternativa, según el alcalde
El cambio tiene que ver con un descenso de público en su actual ubicación y lejanía con el centro de la fiesta y los fuegos

Kepa García Itsaso MitxitorenaJavier Bergasa - Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Montaje de las barracas en una imagen tomada este domingo 1 de julio.

Montaje de las barracas en la Rochapea en una imagen tomada el domingo 1 de julio. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Montaje de las barracas en una imagen tomada este domingo 1 de julio.Los emplazamientos del recinto ferial.

Pamplona- Poco antes del inicio de los Sanfermines, la Casa de Misericordia de Pamplona (Meca) hizo llegar al Ayuntamiento un informe técnico con 4 propuestas para cambiar el año que viene la ubicación del ferial de los Sanfermines, que en 2008 fue trasladado desde el solar de Yanguas y Miranda al actual espacio del parque de Runa. Pasados diez años, la Meca considera que el cambio no ha cuajado, que se ha producido un descenso de público y que es necesario devolver las atracciones y ferias sanfermineras al centro de la ciudad, para lo que propone al Ayuntamiento cuatro alternativas: fosos de la Ciudadela, Vuelta del Castillo-Yanguas y Miranda, Antoniutti-antiguo solar de la cárcel y Vuelta del Castillo-avenida de Pío XII.

El alcalde Joseba Asiron desveló el domingo que la opción “más definida” es la primera, ya que el espacio de los fosos de la Ciudadela posibilitaría unificar las barracas con el resto de atracciones para lograr una transición más armónica entre los diferentes espacios festivos. Además, permitiría liberar la presión de aparcamiento que sufren los barrios del norte, principalmente en la Rochapea y el Casco Viejo.

Según anunció Asiron, a partir de septiembre se abrirá un debate público sobre este asunto con la participación del Ayuntamiento, la Meca, la Mesa de los Sanfermines y la ciudadanía. El objetivo es tener tiempo para poder trabajarlo de forma sosegada para 2019.

En este marco se analizará el citado informe elaborado por la Meca, que estudia los pros y contras de las cuatro propuestas desde varios puntos de vista -como la afección del ruido o capacidad del espacio para asumir las atracciones existentes- y concreta el coste de las obras que en cada caso sería necesario acometer. La entidad, que gestiona el ferial desde un acuerdo municipal de 1879, se compromete a financiar los gastos derivados de alguna intervención menor o la incorporación de instalaciones, que se trasladaría a una ampliación del plazo de concesión del ferial.

Las cuatro propuestas coinciden entre sí en que tienen una superficie suficiente (aunque no todas pueden acoger el número actual de atracciones), que están situadas en la meseta, cerca del centro de la fiesta y en un lugar con visibilidad de los fuegos artificiales, lo que no pasa ahora en el parque de la Runa, donde además se interfiere en el desarrollo del encierrillo nocturno desde los Corralillos del Gas.

Cabe recordar que el traslado de las barracas desde Yanguas y Miranda fue adoptado en el último mandato de Yolanda Barcina con el argumento de que era necesario para la construcción de la nueva estación de autobuses y se hizo sin contar con la opinión de la Meca, depositaria de los derechos de explotación del ferial, que siempre se opuso a la medida.

Fosos de la Ciudadela

La opción favorita

La primera opción, según el alcalde, es instalar el ferial en los fosos de la Ciudadela, con una superficie de 26.847 metros cuadrados. En esta ubicación se podría instalar el 100% de las atracciones actuales, aunque dado el entorno sería necesario un informe preceptivo y vinculante de la institución Príncipe de Viana ante una potencial afección al patrimonio amurallado.

Se considera, sin embargo, que el diseño es compatible con la conservación de las murallas y con una utilización cotidiana. Si se optara por esta propuesta sería necesaria una inversión de 1.300.000 euros para la construcción de caminos permanentes de hormigón e infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y energía eléctrica. Además, habría que habilitar un nuevo acceso a los fosos desde la avenida del Ejército (junto al antiguo frontón, frente al edificio Singular).

Como puntos fuertes, esta propuesta destaca por su posición céntrica y próxima a los fuegos artificiales, la posibilidad de actividades complementarias y su entorno. No se producirían afecciones sonoras al vecindario cercano.

El principal inconveniente que presenta tiene que ver con los fuegos artificiales, ya que habría limitaciones del calibre de las pirotecnias y restricciones en las zonas de disparo, que a lo mejor sería necesario cambiar. Ante el riesgo de caídas, se propone crear zonas llanas seguras, rampas de acceso y evacuación y un grupo electrógeno de alumbrado público.

Yanguas y Miranda

Regreso a 2005

La segunda propuesta se corresponde con la ubicación que el ferial mantuvo hasta 2007. La superficie es algo menor que en el anterior caso (22.886 m2) y la inversión requerida también (1.150.000 euros). A su favor juega que está en el centro de la ciudad, muy cerca de los fuegos, con aparcamientos cercanos y ofrece posibilidades para actividades complementarias.

Cuenta, sin embargo, con varios elementos en contra, según recoge el informe de la Meca. El primero hace referencia a la limitación para las atracciones, ya que debido a su ubicación sobre la cubierta de la estación de autobuses habría que reducir las atracciones de movimiento y las de mayor peso. Aproximadamente, quedarían fuera el 12% de las atracciones actuales.

También se menciona que habrá afecciones sonoras al vecindario y que tendrá un impacto severo de sensibilidad social, además de provocar daños importantes a la zona verde, que anualmente habrá que reparar. El informe cita la necesidad de obras de urbanización permanente para habilitar caminos y que sería necesario limitar el horario de producción de sonido.

Pío XII-Vuelta del Castillo

Entre árboles

La tercera propuesta plantea instalar el ferial en el emplazamiento situado sobre la zona oeste del glacis de la Ciudadela, limitando con la calle Vuelta del Castillo, avenida Pío XII y avenida del Ejército. Su superficie es mayor que en las dos anteriores (28.534 m2) y una inversión similar (1.100.000 euros), para la construcción de caminos permanente e infraestructuras diversas.

El espacio permite acoger al 95% de las atracciones actuales y está situado en un entorno cercano al centro de la fiesta, a los fuegos artificiales y a otros elementos festivos.

La principal debilidad de esta opción guarda relación con su impacto social severo, afecciones sonoras a vecinos y a la zona verde. Cita el informe que habría un impacto severo de la urbanización permanente (caminos).


Antigua cárcel-Antoniutti

La más extensa

La última opción plantea trasladar el ferial a un emplazamiento situado sobre el parque de Antoniutti y el solar de la antigua cárcel, limitando con la calle Cuesta del Larraina, plaza de Juan XXIII y avenida del Ejército. Es la más extensa de las cuatro, con una superficie de 33.229 m2, y la que menos inversión requiere, 1.020.000 euros.

Es la única que permite instalar más atracciones que las que ahora vienen a Pamplona (104%) y su ubicación cumple con los criterios de cercanía al centro de la fiesta y los fuegos que plantea la Meca.

Sin embargo, su ubicación exigiría en el caso de ser seleccionada afecciones al tráfico rodado, que sería necesario desviar por otras calles. También afectaría a otras actividades feriales, como las instaladas en el parque de Antoniutti lo que obligaría a un replanteamiento conjunto de actividades y recintos feriales, y al vecindario. Como en las tres anteriores propuestas, habría que limitar el horario de producción de sonido. En este caso, la afección a la zona verde será moderada.

los apuntes

Cambios de ubicación. Después de varias ubicaciones (Navas de Tolosa, Carlos III, Taconera y Vuelta del Castillo, desde 1977 hasta 2005, el ferial estuvo instalado en el solar que ahora ocupa la estación de autobuses, antes utilizado como aparcamiento. Entre 2006 y 2007, el ferial estuvo repartido por varios espacios, hasta su definitivo traslado en 2008 al parque de la Runa.

El grupo Bañuls cuestiona la transparencia de la Meca en la concesión de licencias. El grupo Bañuls, grupo empresarial familiar relacionado con las atracciones feriales, emitió un comunicado recientemente cuestionando los criterios de la Casa Misericordia en el proceso de concesión de licencias para las fiestas recién acabadas.

Críticas por los precios. Como cada año, el precio de las atracciones, la mayoría entre 3,5 y 4 euros, ha sido uno de los asuntos de consenso ciudadano.

la cifra

129

años. La Meca explota el ferial de Pamplona desde un acuerdo municipal de 1879.