okupas en las instalaciones deportivas

El Ayuntamiento de Burlada suscribe un acuerdo con el gaztetxe de los vestuarios del campo de tierra

El equipo de Gobierno no desalojará a los okupas, compromiso sujeto a unas normas que garanticen un uso adecuado y el respeto al resto de la ciudadanía

Mikel Bernués | Oskar Montero - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Los vestuarios del campo de fútbol de tierra del Burladés, en una imagen del mes pasado.

Los vestuarios del campo de fútbol de tierra del Burladés, en una imagen del mes pasado. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Los vestuarios del campo de fútbol de tierra del Burladés, en una imagen del mes pasado.

burlada- El Ayuntamiento de Burlada no desalojará a los okupas de los vestuarios del campo de fútbol de tierra del Burladés, convertidos desde junio en gaztetxe, siempre y cuando cumplan con una serie de compromisos “y hasta que se proceda a realizar obras en la zona para su adecuación al uso deportivo que se pretende”, detalla el documento rubricado por ambas partes el lunes de la semana pasada.

En el texto los jóvenes okupas explican que “Burlatako Gaztetxea pretende ser un espacio público, abierto a todo el pueblo y donde se puedan realizar de forma autogestionada todas las actividades que se propongan y acepten, y en ningún caso quieren causar molestias al resto de las y los vecinos del pueblo ni a la instalación deportiva en la que se encuentra situado el gaztetxe”. El equipo de Gobierno argumenta por su parte que “no quiere entorpecer el desarrollo de las actividades del gaztetxe y el movimiento que se pueda generar entorno al mismo, siempre y cuando se respete al resto de la ciudadanía, se utilice y conserve adecuadamente el campo de tierra y se consiga una convivencia normal entre las actividades del gaztetxe y las deportivas propias del espacio, y dejando claro que la zona en un futuro podrá desarrollarse para otras instalaciones y usos deportivos, objetivo del Ayuntamiento”.

campo de tierraEl documento regula el uso del campo de fútbol, el almacén situado en los vestuarios, las actividades del gaztetxe o la Herri Plaza. En primer lugar, concreta que “no se puede aparcar ni circular con vehículos por el terreno de juego, salvo de forma esporádica para carga y descarga de material, instrumentos, etc y siempre bajo el control de las personas usuarias del gaztetxe que se preocuparán de que no se aparquen vehículos en el mismo”. Tampoco se pueden realizar agujeros, hogueras o acumular pesos para proteger la malla del campo de fútbol para su drenaje. Y “debe respetarse su uso deportivo por los clubes y entidades deportivas que lo utilizan”.

Respecto al almacén situado en el edificio, que cuenta con un cuadro de luces, se acuerda que “podrán acceder tanto las personas del gaztetxe como el personal del Ayuntamiento, compartiendo llave para ello. Se tratará de reducir el uso del mismo por parte del Patronato de Deportes para almacenar cosas y se reforzará la seguridad del cuadro eléctrico (puerta, candado...) al que no podrán acceder las personas del gaztetxe”.

la actividad“Las personas del gaztetxe deberán cuidar de que no se acceda a las piscinas por el límite del campo de fútbol, avisando a las personas encargadas de piscinas cuando se detecte alguna situación extraña”, prosigue el texto. Además, cualquier obra que se realice “deberá comunicarse para poder valorar si existe algún riego especial y su realización y la utilización de herramientas o similares se realiza bajo la exclusiva responsabilidad y riesgo de las personas usuarias del gaztetxe a las que se les informa a través de sus portavoces del estado del edificio”.

En relación a ruidos y horarios “se aplicarán los mismos criterios que para el resto de actividades que se realizan en el pueblo. El objetivo en todo momento deberá ser no causar molestias al vecindario”.

comisión del gaztetxePara coordinarse y buscar soluciones consensuadas a problemas que puedan surgir se designa una comisión del gaztetxe de, al menos, tres personas mayores de edad “que asuman la portavocía ante el Ayuntamiento y el compromiso de cumplimiento de los acuerdos que se alcancen o poner en conocimiento los problemas para su cumplimiento”. El texto concreta también que “pasadas las fiestas de agosto deberá procederse a la limpieza y retirada de los materiales de la Herri Plaza, sin perjuicio de que posteriormente pueda utilizarse puntualmente para algún evento, en cuyo caso se facilitarán módulos para escenario si fuese necesario”.

Sujeto a todo lo anterior, el equipo de Gobierno se compromete a facilitar “dentro de sus posibilidades” agua para instalar servicios en el gaztetxe e iluminación del alumbrado público para el acceso al gaztetxe, “no pudiendo utilizarse los focos del campo salvo autorización expresa”.