Ardantze: 1,36 millones de deuda y un nuevo rumbo

la instalación de ayegui y sus finanzas han sido objeto de polémica en los últimos días con cruce de acusaciones entre los grupos

Un reportaje y fotografía de R. Usúa - Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

En noviembre se terminó de colocar la nueva cubierta de la piscina.

En noviembre se terminó de colocar la nueva cubierta de la piscina.

Galería Noticia

En noviembre se terminó de colocar la nueva cubierta de la piscina.

En los últimos días se ha suscitado una nueva polémica, -cruce de acusaciones incluido entre equipo de gobierno y oposición-, en torno a las instalaciones deportivas de Ardantze, en Ayegui, y a la sociedad municipal desde la que se gestionan desde 2014, Gastizun. Hace dos meses este periódico ya informó de que el Pleno no había aprobado las cuentas por “presuntas irregularidades” en la gestión y de que el propio equipo de gobierno (formado por Ayegui Unido) decía que se habían “maquillado” las cuentas de la citada sociedad.

El siguiente capítulo fue la dimisión hace unos días del concejal de EH Bildu Xabier Puerta del consejo de administración de Gastizun “por estar totalmente en contra de las últimas actuaciones y decisiones que está tomando Ayegui Unido: el despido del gerente, abrir expediente a un trabajador y delegado de empresa, así como el intento de despido de una trabajadora de la limpieza sin motivos aparentes”, relató el propio concejal en una nota dirigida al consejo.

“Creemos que se está imponiendo el sistema del miedo y de acoso al conjunto de los trabajadores y trabajadoras de Ardantze. Recordad el visionado de las cámaras de seguridad por parte de un concejal y miembro de este consejo, cuestión poco ética y seguramente no muy legal;esto se hizo sin el conocimiento de los miembros del consejo de administración y de la presidenta, que era de Ayegui Unido y dimitió”.

La nota terminaba diciendo que “alguna responsabilidad tendrá el grupo Ayegui Unido”, -con mayoría en todos los órganos-, en la “situación económica de la sociedad pública que técnicamente está en quiebra”.

la respuestaHoras después el equipo de gobierno respondió acusando a Puerta de “eludir tanto su responsabilidad personal como la de su grupo” en este tema. “Ayegui Unido en estos tres años ha buscado soluciones a los problemas diarios, mientras que la oposición ha tenido una implicación mínima y carente de ideas”.

Además, señalaron que “las últimas decisiones adoptadas, aun siendo difíciles de tomar (el despido del gerente), se han considerado las necesarias para asegurar la existencia de Ardantze (...) gestionando de la mejor manera los recursos económicos del Ayuntamiento. La supuesta quiebra técnica se ha solucionado tomando las decisiones oportunas, y esperamos que los frutos sean los más rápidos posibles”.

Para acabar, comentaron que “queremos defender públicamente la gestión de Ardantze y la profesionalidad de sus empleados pero, como en cualquier empresa, si los números no cuadran se toman decisiones por duras que resulten. Con el nuevo estudio de viabilidad esperamos tener herramientas suficientes para afrontar el futuro”. “Ha podido haber errores, fruto de la inexperiencia y la buena voluntad, pero los asumimos y afrontamos. No vamos a dejar en la estacada a Ayegui, ni dimitimos del trabajo encomendado”, explicaron en el comunicado.

Lo cierto es que la situación es delicada, ya que Ayegui, bien directamente desde el Ayuntamiento o bien a través de Gastizun, adeuda cerca de 1,36 millones de euros aún por Ardantze. La mitad, cerca de 700.000 euros, corresponden al préstamo para ejecutar las obras, que costaron más de 3 millones y que se inauguraron en el año 2007.

Otros 540.000 corresponden al cambio de cubierta de la piscina que hubo que acometer hace unos meses por la falta de mantenimiento y el deplorable estado de la anterior, y otros 120.000 euros son de otro préstamo que hubo que pedir hace pocas semanas por sorpresa.

“Cuando la gerencia cogió la baja hace poco y nos metimos a fondo nos encontramos que había facturas sin pagar a proveedores de muchos miles de euros y hubo que pedir ese dinero que duró día y medio en la cuenta. Este año el Ayuntamiento ha puesto ya 183.000 euros para pagar facturas atrasadas y pagar a los trabajadores, y eso no puede ser”, asegura el alcalde, Juan Mari Yanci.

“No puede ser que durante años se hayan estado organizando actividades y cursos deficitarios que tienen que pagar todos los ayeguinos, sean socios o no, dejando de hacer otras inversiones en el pueblo. El campus de pádel de este verano, por ejemplo, ha tenido un déficit de 5.000 euros. Además, se ha llegado a organizar un curso para una sola alumna, y veremos a ver los datos de la ludoteca. O con el pádel, que se pierden otros 17.000 euros al año. Hay que organizar actividades que sean rentables;no se trata de ganar dinero, pero sí de cubrir gastos de pistas, profesores, luz...”, se queja Yanci. Según dice, ahora van a trabajar, con una nueva gerencia, para que ese déficit se acerque lo más posible a cero, organizando actividades que cubran gastos, modificando precios, renegociando salarios, etc.

Según las cuentas que maneja el Ayuntamiento, el déficit en 2015 fue de 76.000 euros, en 2016 de 46.000 y en 2017 de 56.000, aunque “la auditoría que haremos pública cuando esté lista ya apunta a que hubo maquillaje contable y que, en realidad, fueron unos 10.000 euros más cada año”, adelanta el alcalde, quien se queja de que “siempre se decía que Ardantze era rentable con 1.400 socios, pero hay 1.700 y la verdad es que se pierde dinero”. “Nosotros como grupo también asumimos nuestra responsabilidad, nos habremos equivocado seguro que muchas veces, y por eso queremos tomar medidas”,

Con respecto al déficit del año pasado, 36.000 euros correspondería a Ardantze y otros 20.000 al albergue del polideportivo, que tras la reforma se gestiona desde Gastizun por decisión municipal. “Desde gerencia nos dieron unas cifras optimistas que para nada se están cumpliendo;vamos a estudiarlo bien y no se descarta externalizarlo”, agregó.

Por último, Yanci lanzó un mensaje al otro grupo de la oposición, la CI Irache, que gobernó hasta 2015. “Dicen ahora que funcionaba mejor la instalación cuando la llevaba una empresa externa, cuando ellos crearon Gastizun por el déficit anual que había, que era aún mayor que estos años”, dijo Yanci, quien pidió a la oposición cambiar el chip en este tema. “Dentro de Gastizun tenemos que tomar decisiones como empresarios y dejar de lado cuestiones políticas”.