La Fiscalía de Navarra archiva la denuncia contra la restauración del San Jorge

Considera que no hay “actuaciones ilícitas” sobre la talla pero se posiciona a favor de una sanción administrativa

Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Traslado de la talla policromada de San Jorge de la iglesia de San Miguel de Estella a los almacenes de Patrimonio Histórico de Arqueología. Fotos: cedida

Traslado de la talla policromada de San Jorge de la iglesia de San Miguel de Estella a los almacenes de Patrimonio Histórico de Arqueología. Fotos: cedida

Galería Noticia

Traslado de la talla policromada de San Jorge de la iglesia de San Miguel de Estella a los almacenes de Patrimonio Histórico de Arqueología. Fotos: cedidaLa imagen de San Jorge tras su restauración.

estella-lizarra- La fiscalía ha archivado las diligencias iniciadas tras la intervención practicada en la talla policromada de San Jorge, de la parroquia de San Miguel, al no ver como constitutivos de delito sobre el Patrimonio Histórico los hechos denunciados por la Asociación de Conservadores Restauradores de España.

Así lo comunicó ayer en un decreto, en el que aprecia que los autores de la intervención en la escultura del siglo XVI llevaron a cabo “actuaciones ilícitas” sobre la talla, pero se posiciona a favor de una sanción administrativa y no penal.

De hecho, el Gobierno foral, que esta misma semana hizo públicas las conclusiones de un informe técnico que constataba como “irreversibles” algunas de las actuaciones sufridas por la talla, envió este estudio a la fiscalía como parte de las diligencias, aunque solicitó al fiscal que le comunicara cuándo se cerraban las diligencias para que una vez finalizada la vía penal, pudiese actuar en su caso según lo dispuesto por la Ley Foral de Patrimonio.

De esta manera, se abriría la puerta a la incoación de un expediente administrativo sancionador, una posibilidad que la propia fiscalía constata en su decreto como “más exhaustiva y omnicomprensiva que la sanción penal”, porque castiga no sólo los daños como el Código Penal, sino otro tipo de actuaciones, como por ejemplo, no haber solicitado la preceptiva autorización para intervenir o también la posible “pérdida de valores culturales” que ha sufrido la pieza.

la resoluciónEn cuanto a la resolución de la fiscalía, es consecuencia de la denuncia interpuesta por la Asociación de Conservadores Restauradores de España contra la empresa Karmacolor Estella, un taller de manualidades donde se pintó la talla del siglo XVI sin seguir los procedimientos y técnicas obligatorios en objetos artísticos e históricos catalogados.

Los hechos -consistentes al parecer en un lijado de la escultura, rematado con un posterior cubrimiento con escayola y repintado- podían constituir un delito sobre el Patrimonio Histórico.

Tras recabar la información técnica, principalmente del informe remitido al respecto por los técnicos del Gobierno de Navarra, la fiscalía constata que los denunciados no solicitaron la preceptiva autorización previa a la intervención a la Dirección General de Cultura.

Asegura, además, que “la intervención efectuada por las personas denunciadas no ha preservado el interés y significación cultural del bien, ya que se ha enmascarado completamente su acabado histórico. Asimismo, se ha procedido a la eliminación de partes del bien, sin proceder a su debida documentación”.

“Las personas investigadas no tenían la cualificación técnico profesional indispensable para acometer cualquier tipo de restauración o reparación de la talla, toda vez que carecían de la formación adecuada. A ello hay que añadir el empleo de materiales de restauración inadecuados e inadmisibles en escultura policromada”, suma el fiscal.

También considera los daños causados “importantes, toda vez que la imagen se presenta totalmente repolicromada, el grado de definición de la talla queda enmascarado por la aplicación de escayola y vendas de escayola, y la pintura acrílica moderna recubre completamente la escultura sin dejar a la vista ninguna zona con el acabado histórico que presentaba hasta hace unos meses. Además, una gran parte de la actuación de los denunciados tiene carácter irreversible”, subraya.

vía administrativaCon todo ello, sin embargo, la fiscalía aprecia que los hechos tienen “mejor acomodo legal” en un proceso sancionador por la vía administrativa, más aún cuando “resultaría paradójico” considerar autor de un delito de daños (conducta tendente a la destrucción o menoscabo de un objeto) a quien ha realizado una restauración (aunque “con pésimo resultado”, advierte el fiscal) que, por definición, es una actividad que se lleva a cabo “con fines reparadores, restauradores y reintegrados”. - Efe

Últimas Noticias Multimedia