Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Menos carga en la mochila para iniciar seis días de festejos

Cinco niños y niñas, con sus padres en la cárcel a cientos de kilómetros, lanzaron el cohete para visibilizar esta realidad

Nerea Mazkiaran - Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Xotchil Karasatorre, de Motxiladun umeak, lanzó el cohete.

Xotchil Karasatorre, de Motxiladun umeak, lanzó el cohete. (N.M.)

Galería Noticia

Xotchil Karasatorre, de Motxiladun umeak, lanzó el cohete.

Etxarri aranatz- Motxiladun umeak, los niños y niñas de la mochila, prendieron ayer la mecha del cohete con el que arrancaron seis días de celebraciones en Etxarri Aranatz. Y es que desde la comisión de Festejos se quería visibilizar la realidad que viven los hijos e hijas de presos de ETA, obligados a realizar cientos y cientos de kilómetros para estar con sus padres o madres unos minutos.

En la actualidad en Etxarri hay cinco motxiladun umeak, en torno a 70 en estas dos últimas décadas. En el nombre de todos y todas, lanzó el cohete Xotchil Karasatorre, que conoce bien la carga añadida que supone la política de alejamiento. En su caso, para ver a su padre debe de realizar 1.000 kilómetros. En el balcón estuvo acompañada de otros niños y niñas con mochila.

“Es una cuestión humanitaria. Se trata de una reivindicación social extensa, transversal y muy extendida entre personas de todo tipo de sensibilidades”, destacó la alcaldesa de Etxarri Aranatz, Eneka Maiz. “Supone un sufrimiento añadido a los niños y niñas, a las familias. Solo se justifica con una política penitenciaria de ensañamiento. No tiene ningún tipo de soporte, ni jurídico, ni político ni social”. En este momento hay siete vecinos de Etxarri Aranatz encarcelados en otras tantas prisiones, cinco en el Estado español y dos en el francés, que suman 7.100 kilómetros en total. Con el objetivo de conocer la situación en que se encuentran, el Ayuntamiento ha solicitado reuniones con Instituciones Penitenciarias y la dirección de las cárceles. “El Ayuntamiento debe velar por los derechos de sus vecinos. Nos preocupa el alejamiento de su pueblo y familias y también las condiciones en las que se encuentran, la mayoría en primer grado y en régimen de aislamiento”, apuntó la alcaldesa.

Así, con la reivindicación de cambios en la política penitenciaria, arrancaron ayer las fiestas de Etxarri Aranatz. Los otros protagonistas del txupinazo fueron Beltza Zuria, Beraxko, Kixkimau Pintto y Txiñerratso, los gigantes que ayer volvieron a tomar vida después de varios meses de letargo. Fueron los encargados de anunciar la fiesta y repartir ilusión por las calles del pueblo.

Pese al calor, no dejaron de bailar. Y es que después de un largo paréntesis, el pasado año se crearon cuatro nuevas figuras, dos a partir de la pareja de reyes católicos, un nuevo aspecto y personalidad para unos personajes relacionados con la historia y cultura local que se han cogido con ganas. Ayer una docena de personas se turnaron en la tarea, que han estado ensayando este último mes. Los maestros eran los hermanos Joaquín e Ignacio Morentin, miembros de la antigua comparsa de Etxarri Aranatz. Además, hay cantera, con un grupo de niños y niñas que bailan sus propios gigantes y apuntan maneras.

Dada la prohibición de que la ikurriña luzca en el fachada de la casa consistorial por la Ley de Símbolos, se homenajeó en el exterior a esta bandera “sentida como propia por la gran mayoría de los y las etxarriarras”, como destacó la alcaldesa. Así, un grupo de dantzaris bailó el saludo a la bandera y un aurresku de honor antes del cohete.

El presupuesto de las fiestas es de 51.589,75 euros, algo menos que el pasado año, con más de 60 propuestas para todos los públicos. Para espectáculos musicales se destinan 7.826 euros, para bebidas y comidas 8.275 euros y para teatro de calle y espectáculos infantiles 6.669 euros. Para actos relacionados con el deporte son 4.934 euros.


QUINTA DE 2017El Ayuntamiento de Etxarri Aranatz quiso aprovechar el inicio de las fiestas para dar la bienvenida a los niños y niñas nacidos a lo largo del pasado año con la entrega de un pañuelo bordado con el escudo local. Estaban convocados 40 niños y niñas. Eran;Lier Agirre Gonzalo, June Arana Beltza, Aitor Atutxa Madotz, Iradi Badiola Satrustegi, Iradi Bakaikoa Uhalde, Aner Barandalla Basterretxea, Enara Beltza Serrano, Rayan Bouhnik, June Castro Goñi, Roberto Ciordia Solano, Mohamed Ali El Filali, Olaia Elvira Martínez de Morentin, Mailen Felipe Lakuntza, Andoni González Paz, Jon González Paz, Aetz Gonzalo Larraza, Elorri Gurrutxaga Etxeberria, Ibon Igoa Aboitiz, Iraide Igoa Flores, Jurdan Igoa Santano, Mara Karasatorre Garmendia, Xuban Karasatorre Ayestaran, Maddi Larrarte Zabala, Jare Larrea Dorronsoro, Haizea Lazkoz Navarro, Xumai Lazkoz Etxebeste, Aratz Lizarraga Agirre, Nai López Valdivieso, Izar Martínez Esteban, Luka Mauduit Senar, Maddi Miranda Ganuza, Alaa Mouaddin, Enar Navarro Arrue, Aitana Sáez López, Hajar Sakhi, Adur Saralegi Igoa, Anari Urricelqui Calderón, Hodei Zelaia Tabar, Goizane Zubieta Balda, Intza Zufiaurre Beltza.