apela a la imaginación de cada visitante

Cerrar las 'Grietas' de situaciones críticas

EL ESCULTOR IÑAKI OLAZABAL expone en el horno de la ciudadela una instalación de seis piezas de zinc y pintura

Un reportaje de Ana Jiménez Guerra. Fotografía Iñaki Porto - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El escultor Iñaki Olazabal, junto a la pieza principal de la instalación.

El escultor Iñaki Olazabal, junto a la pieza principal de la instalación.

Galería Noticia

El escultor Iñaki Olazabal, junto a la pieza principal de la instalación.

observar, que no ver, es una de las invitaciones que recibe el visitante con la instalación de Iñaki Olazabal que acoge el Horno de la Ciudadela. Observar no solo la muestra, sino también a uno mismo y su alrededor, en especial las situaciones críticas que ni se ven ni se observan. Porque con su obra, el escultor guipuzcoano pretende remover esas Grietas que a veces parecen invisibles y que hasta el 9 de septiembre pueden visitarse. Y encontrarse.

Porque con esta exposición, Iñaki Olazabal Eceiza (Andoain, 1959) apela a la imaginación de cada visitante e invita a pensar qué ha podido causar esa ruptura. “Para cada persona puede ser una cosa, habitualmente apelo a las cuestiones sociales que nos envuelven”, apunta el escultor, que suma más de dos décadas trabajando con zinc como material principal de su obra.

metáfora de situaciones críticasEn el caso de Grietas, Olazabal presenta una instalación adecuada al espacio del Polvorín, en el que busca servir una metáfora de las situaciones críticas que rodean a cada uno. En la instalación, se encuentran cinco piezas poliédricas irregulares, soldadas y con grafismos, distribuidas desde las paredes. Se trata de una representación abstracta de cinco máscaras de zinc que parecen mirar al centro del espacio. Sin embargo, su mirada está tapada por una madera de color negro, rojo o gris. “Todos los días tenemos noticias de que hay grietas. Y las miramos, pero pasamos”, opina.

Unas grietas que recoge la pieza central y quizá más potente, en la que un cono de grandes dimensiones, como si de un péndulo se tratase, parece haber roto en seis fragmentos la base circular que no llega a tocar físicamente. ¿Las causas de esta ruptura? Diversas y dispares, ya que el autor busca remover a los espectadores, y que cada uno encuentre su propia situación sobre la que reflexionar.

En palabras de Fernando Golvano, profesor de Estética y Teoría de las artes en la UPV y autor del texto que acompaña a la exposición, “el autor quiere suscitar asombros y paradojas visuales que hacen más compleja la experiencia”.

artistas que no marcan caminosDesde esta puerta abierta a la libre interpretación de la obra y su sentido, Iñaki Olazabal señala que “el artista nunca pone un camino por donde va todo el mundo como un rebaño”, ya que lo considera un error. Y por ello, no concreta cuáles son esas situaciones críticas a las que apunta con su obra: “Mi papel es poner las cosas sobre la mesa para que haya una actitud crítica sobre ese tema, por lo que esa actitud crítica tiene que ser plural.

De hecho, según señaló el propio Olazabal, en ocasiones los espectadores le han hecho sugerencias acerca de la obra, dándose cuenta de “detalles” que antes no encontraba en la misma: “Cada uno percibe las cosas de diferente forma, creo que es lo correcto y que debe ser así”, concluye. Percepciones que ayudarán a cerrar Grietas.

en corto

Horario. La instalación Grietas puede visitarse hasta el 9 de septiembre, en el Horno de la Ciudadela, de martes a viernes de 18.30 a 21.00 horas;los sábados de 12.00 a 14.00 horas y de 18.30 a 21.00 horas;y los domingos y festivos solo en horario de mañana, de 12.00 a 14.00 horas. Los lunes la sala permanece cerrada.

El autor. Iñaki Olazabal Eceiza (Andoain, 1959) comenzó con la talla, pero la abandonó para optar por un proceso constructivo basado en el ensamblaje de piezas de zinc a través de la soldadura. Inició su formación escultórica en 1983 en el taller de Sorabilla, dirigido por Xabier Laka, y continuó su formación en Alemania en la escuela Kunstakademie de Düsseldorf entre 1991 y 1993.

Ha expuesto en Koldo Mitxelena (San Sebastián), Musee Guéthary y Museo de Baiona (Iparralde), sala KUBO Kursaal, y en varias ediciones de Arco con galerías de arte como Moisés Pérez de Albéniz o Carreras Mujica. También ha realizado proyectos como el Río Oria de Gipuzkoa, que consta de un conjunto escultórico de siete piezas distribuidas desde el nacimiento del río hasta su desembocadura, en Zegama, Ordizia, Ikaztegieta, Tolosa, Andoain, Zubieta y Orio.

Últimas Noticias Multimedia